La importación de vehículos usados superó en agosto a la venta de los nuevos

La importación de vehículos usados en Chequia se disparó hasta los 118 593 en los primeros ocho meses de 2021. Solo en agosto, los checos importaron 18 205 vehículos, una cifra que superó que por primera vez a la venta de automóviles nuevos, que se quedaron en 16 449 en el mismo mes.

Los datos publicados recientemente por la Asociación de Importadores de Automóviles muestran el gran impulso experimentado por este sector. La edad media de los vehículos importados es de 10,5 años, siendo estos el 51% del total, mientras que los de más de 15 años representan el 21%. Josef Pokorný, secretario del sindicato de importadores, valoró estos resultados.

“En junio, julio y agosto también se registró el mayor número de turismos usados ​​importados desde 2008”.

Pokorný también destacó que estas cifras son muy similares a las registradas en 2019, antes de la devastadora crisis del coronavirus.

Por su parte Karolína Topolová, directora de AAA Auto, habló de una situación de estancamiento del sector en declaraciones a la Agencia Checa de Noticias (ČTK).

Foto: AAA Auto

"Junio ​​y agosto fueron los meses más fuertes para las importaciones durante la última década. Esto puede ser una señal de alerta contra el inicio de una nueva afluencia de vehículos, que principalmente debido a su antigüedad y mal estado técnico han ido deteriorando el estado general de la flota de automóviles nacionales durante mucho tiempo".

Topolová afirmó también que los vehículos dañados por las recientes inundaciones en Alemania y otras partes de Europa podrían llegar en breve a tierras checas.

En cuanto a las marcas, Škoda continúa siendo la más popular y líder del sector con un total de 26 143 coches. Le sigue Volkswagen con 24 056 y Ford con 10 146. Ya por detrás de estas encontramos firmas como BMW, Mercedes-Benz y Audi. También el precio de estos vehículos ha experimentado una tendencia claramente ascendente, aumentando alrededor de un 16% este año hasta alcanzar los 9650 euros.

"Los coches usados son comprados cada vez más por personas que habrían comprado un coche nuevo en una situación económica favorable", afirma Jindřich Topol, gerente de AAA Auto.

Esta subida de precios se debe principalmente a la falta de coches nuevos, debido a la escasez de chips. También el aumento en el precio de los propios coches nuevos ha contribuido a esta realidad.

Autores: Juan Carlos Ferradans , Ruth Fraňková
palabra clave:
audio