Milan Svoboda se da a conocer en los países hispanohablantes

r_2100x1400_radio_praha.png

Pianista de jazz, director de orquesta y compositor, entre otras facetas. Milan Svoboda es uno de los grandes de la escena musical checa. Y, además, está muy interesado en darse a conocer tanto en España como en Latinoamérica.

Milan Svoboda (Foto: CTK)
Pianista de jazz, director de orquesta y compositor, entre otras facetas. Milan Svoboda es uno de los grandes de la escena musical checa. Y, además, está muy interesado en darse a conocer tanto en España como en Latinoamérica.

Dirige la orquesta Contraband Jazz Orchestra, que fue fundada en los años ochenta, y apadrinó a toda una generación de músicos de jazz. La orquesta goza de mucho éxito, tanto a nivel local como en festivales europeos. Se le conoce por álbumes como Sigue así, Espuma de los días, Family y Contraband Goes to Town.

Otro proyecto de Milan Svoboda lleva el nombre de Cuarteto. Su música sigue la tradición del jazz moderno de los años 60 y 70, aunque se notan también influencias del rock, el folclor y la actual música clásica. Entre los álbumes grabados por esta orquesta están por ejemplo Ventana de par en par, Signo de sagitario y Live at the Castle.

El año pasado le surgió la idea de fundar otra gran orquesta de jazz, esta vez en el espacio de la galería Rudolfinum de Praga, donde se dan conciertos de música clásica. La orquesta propuso colaborar con la Filarmónica Checa a fin de enriquecer la música clásica con el género del jazz. Milan Svoboda habla de los objetivos principales de la nueva Rudolfinum Jazz Orchestra.

"Queremos traer a la música clásica algo nuevo, y al mismo tiempo, enriquecer el género del jazz con algo distinto. Creo que es una tendencia muy actual. Podemos observar cómo en los festivales de música clásica a menudo hay conciertos del jazz. A mí me parece muy lógica la unión de la música clásica de la Filarmónica Checa con el jazz".

Svoboda admite que también es cuestión de prestigio actuar en la sala de conciertos del Rudolfinum, y que esto les puede abrir puertas de salas de conciertos extranjeras.

"Queremos aprovechar esta tendencia y traer a la Filarmónica Checa algo nuevo que, al mismo tiempo, la respete. Por supuesto, esperamos tener la posibilidad de presentarnos no sólo en la República Checa, sino también en el extranjero".

Svoboda habla también de la importancia de la atmósfera en la nueva orquesta.

"La orquesta me parece muy simpática. Los músicos tocan con gusto. Y eso es lo fundamental, que haya ganas de colaborar, que se creen condiciones buenas para los músicos, para que lo disfruten y se realicen".

Milan Svoboda nació en 1951 en Praga. Es graduado del Conservatorio de Praga. Estudió musicología en la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad Carolina, y composición en la Academia de Artes Musicales.

Durante los estudios universitarios en 1974 fundó su primera orquesta de jazz. La llamada Prazský Big Band pronto alcanzó fama nacional, siendo nominada en varias encuestas como la mejor orquesta de jazz del país. De estos tiempos datan los álbumes Retrato, Reminiscencia y Poste Restante.

Nueve años más tarde, la orquesta fue reducida a sólo 13 miembros y actuó bajo el nombre de Nový Prazský Big Band. En aquel tiempo se dedicó más a las tendencias vanguardistas, participando en grandes festivales internacionales por toda Europa, por ejemplo en Jazz a Vienne en Francia, Brosella Jazz Festival en Bélgica y Leverkusen Jazz Days en Alemania.

En el año 1984, Milan Svoboda estuvo ocho meses en Estado Unidos como becario en el Berklee College of Music en Boston. Allí colaboró con las orquestas de Phil Wilson y Herb Pomeroy, y fundó su propia orquesta, compuesta por estudiantes y profesores de dicha universidad. Los encuentros con su gran ídolo, Gil Evans, en Nueva York, fueron decisivos para su posterior creación.

Después de regresar de Estados Unidos, Svoboda fue invitado a fundar una orquesta checo-polaca, compuesta por los mejores músicos de jazz de ambos países. La Cesko-Polský Big Band participó durante dos años en la escena europea de jazz, tocando en varios festivales. Como resultado de estos años, surgió el álbum Interjazz 5.

Además de tocar con sus orquestas Contraband y Cuarteto, Svoboda se dedica a la composición de música para teatro y cine. Es autor de la banda sonora de 70 piezas teatrales y 10 largometrajes. Como director de orquesta participó en los musicales Jesucristo Superestrella, Evita y Los Miserables.

Desde hace varios años es profesor de composición y armonía de jazz en el Conservatorio Jaroslav Jezek, en Praga.

A lo largo de su trayectoria profesional ha viajado por todo el mundo. Entre los países que ha visitado figuran algunos hispanohablantes. Milan Svoboda habla de su experiencia en una gira suya por México.

"Los países hispanohablantes me interesan en particular, porque el año pasado realizamos con el Cuarteto una gira de conciertos por México y nos llevamos unos recuerdos muy bonitos. Tuvimos la oportunidad de presentar nuestra música en 15 conciertos, tanto en festivales grandes como en clubes pequeños, y fuimos recibidos estupendamente".

Milan Svoboda espera tener en el futuro otra oportunidad de actuar en algún país hispanohablante y cree que, al igual que en México, el público lo apreciaría. "El problema es que es cuestión de mucho dinero", concluye el músico.