Médicos checos inician Semana de la Inconformidad

Министр здравоохранения Давид Рат (Фото: ЧТК)

Los médicos y farmaceutas checos critican la política oficialista en el sector de la Sanidad. "No somos cobaya del ministro de Salud", será el lema central de la "Semana Médica de la Inconformidad", a iniciarse en la República Checa este sábado.

David Rath entre los médicos (Foto: CTK)
Los médicos aseguran que los pacientes no se verán afectados en lo mínimo por la actividad, ya que la "Semana de la Inconformidad" tendrá más bien un carácter simbólico. Lo que persiguen los farmaceutas, médicos y enfermeras es dejar patente su desacuerdo con la política del ministro de Salud, David Rath que, según afirman, tiene como fin la nacionalización de una gran parte del sector.

El ministro Rath rechaza semejantes especulaciones, insistiendo en que las protestas de los médicos son organizadas por la oposición, en vista de las elecciones parlamentarias de junio próximo.

"No dudo de que la actividad sea impulsada por el opositor Partido Cívico Democrático que, teniendo en cuenta la proximidad de los comicios, quiere ganarse las simpatías de la opinión pública. Pero lo que en realidad persiguen los organizadores de las protestas es la privatización de los hospitales y la liquidación del sistema de asistencia médica gratuita en el país", dijo David Rath.

Jirí Pekárek (Foto: Zdenek Valis)
La "Semana Médica de la Inconformidad" se iniciará este sábado con una Asamblea de estomatólogos. En el curso de la semana se realizarán asimismo protestas en Praga, Brno y Ostrava, así como otras actividades a lo largo y ancho del país. Entre la población se repartirán volantes, advirtiendo ante los "pasos incompetentes del ministro Rath". Mientras que el primer ministro, Jirí Paroubek, reafirmó su pleno apoyo al ministro de Salud, uno de los organizadores de la "Semana de la Inconformidad", Jirí Pekárek, confía en que la opinión pública se sumará a las protestas.

"Me sorprende que el primer ministro, Jirí Paroubek, no tome en consideración que más de 30 organizaciones profesionales médicas de este país afirman que la política del ministro Rath conducirán a un callejón sin salida. Y me sorprende también que se hagan oídos sordos a las opiniones de más de 200 mil ciudadanos checos que firmaron una petición contra la política oficialista en el sector de la Salud", sostuvo Jirí Pekárek.

Las protestas médicas culminarán el próximo viernes, 26 de mayo en Praga con una gran protesta y una marcha, desde el Ministerio de Salud hasta la sede del Gobierno.