Medallero olímpico: Los checos terminaron en 24° lugar

Barbora Špotáková (Foto: CTK)

Con tres medallas de oro y tres de plata, los deportistas checos ocuparon la posición 24 del medallero por países en los JJ.OO. clausurados el domingo en Beijing.

Los checos consiguieron en Beijing dos oros más que en Atenas

Los deportistas checos no lograron igualar el número de medallas alcanzadas en la última Olimpíada de Atenas. En Beijing conquistaron un total de seis preseas, dos menos que hace cuatro años en la capital griega.

La delegación checa sumó así el menor número de preseas en una olimpíada desde 1956. Por otro lado, logró tres medallas de oro, el mejor resultado desde Atlanta 1996.


Los que conquistaron la gloria…

Barbora Špotáková (Foto: CTK)
La tiradora Kateřina Emmons, que alcanzó oro y plata en las modalidades de carabina aire y rifle, respectivamente, se convirtió en la deportista más exitosa de la delegación checa en Beijing. Tras regresar a casa admitió que no esperaba conseguir dos medallas.

“Me doy cuenta de que en el futuro difícilmente podré igualar este resultado. Será muy difícil volver a conseguir el oro. Además, no creo que alguna vez regrese incluso con dos medallas, lo que considero como una bendición”, subrayó la tiradora.

David Kostelecký, en tiro al plato, y Barbora Špotáková, en lanzamiento de jabalina, ampliaron la colección de medallas de oro checa. Por su parte, el remero Ondřej Synek y los piragüistas Jaroslav Volf y Ondřej Štěpánek contribuyeron con dos preseas de plata. Además, varios deportistas checos sorprendieron a la afición al conseguir un excelente e inesperado resultado, como el luchador greco-romano Marek Švec, que terminó en quinto lugar, y el saltador de longitud, Roman Novotný, que conquistó la octava posición.


…y los desdichados

Roman Šebrle (Foto: CTK)
Por otro lado, varios deportistas no cumplieron con las esperanzas y fracasaron en Beijing. Entre ellos el decatlonista Roman Šebrle, que defendía la única medalla de oro conseguida por los checos hace cuatro años en Atenas. Esta vez el atleta no se encontró en condiciones óptimas y terminó en sexto lugar.

“Si no se hubiera tratado de una Olimpíada, me habría retirado de la competición, ya que estuve absolutamente fuera de mis condiciones. El único resultado aceptable lo alcancé en el salto de altura. Pero desde que empecé la segunda jornada sabía que todo iba mal, aunque me esforcé por superarlo y en cada disciplina me esforcé al máximo”, dijo el decatlonista.

La piragüista Štěpánka Hilgertová luchó en China por su tercer oro olímpico, pero tras conseguir una buena posición en la primera ronda de la final, en la segunda volcó y antes de lograr volver a asomarse sobre la superficie del agua, perdió varios segundos y terminó en noveno lugar.

Štěpánka Hilgertová
El pentatlonista moderno David Svoboda aún tuvo peor suerte que la piragüista. El competidor checo atacó la primera posición una vez terminadas tres de las cinco disciplinas: el tiro con pistola, esgrima y natación. Sin embargo, el sorteo le adjudicó un caballo indomable para el salto ecuestre. El animal destruyó totalmente uno de los obstáculos y tiró abajo al checo que luego logró en la clasificación general tan sólo la posición 29.

Algunos deportistas desilusionaron absolutamente a la afición. Por ejemplo, mucho más se esperaba de la selección de baloncesto, que terminó en séptima posición, al igual que de los tenistas Radek Štěpánek y Tomáš Berdych, en dobles, y la tenista Nicole Vaidišová, en singles, que quedaron eliminados ya en la primera ronda del torneo olímpico.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio