Más de la mitad de los checos respiran aire contaminado

Photo illustrative: Zdeňka Kuchyňová

Más del 50% de los habitantes de la República Checa respira aire altamente contaminado. Así se sostiene en el nuevo informe anual del Instituto de Hidrometeorología sobre la calidad del aire en la República Checa. En algunas zonas del país la concentración de las partículas dañinas supera más de dos o tres veces los niveles permisibles.

Foto: Zdeňka Kuchyňová
Mucho se ha hecho en la República Checa a favor del mejoramiento del medio ambiente y de la calidad del aire durante los últimos 25 años. Sin embargo, los niveles de contaminación de la atmósfera siguen siendo demasiado altos, especialmente en algunas zonas del país, en primer lugar en el noreste, en las comarcas de Ostrava, Karviná y Frýdek-Místek. Según afirma Ondřej Vlček, uno de los autores del informe anual sobre la calidad del aire en el país, las causas y fuentes de contaminación varían de lugar en lugar.

Praga, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo
”En las grandes ciudades donde prevalece la calefacción central y donde es mínimo el número de empresas industriales contaminantes, como por ejemplo Praga y Brno, la mayor fuente de contaminación atmosférica es el transporte. En los pueblos a su vez, son las instalaciones de calefacción domésticas, especialmente las que utilizan carbón. Y luego hay zonas, como la de Ostrava y Bohemia del Norte, donde se combinan todos esos aspectos negativos”.

El informe anual constata que durante el último año los límites permisibles de contaminación de la atmósfera fueron superados en varios lugares y en repetidas ocasiones. En algunos casos los niveles permisibles de concentración de partículas dañinas en el aire fueron superados incluso hasta tres veces. Aun así, como afirma Ondřej Vlček, durante los últimos 10 años se ha dado un avance en la protección de la atmósfera.

Bronquitis, foto ilustrativa: alexisdc, FreeDigitalPhotos.net
”Al analizar el nivel de las emisiones dañinas registradas en los últimos 10 años pudimos constatar que se logró reducir las emisiones en la atmósfera a nivel nacional. Sin embargo, en el caso de las partículas sólidas contaminantes la reducción no ha sido muy significativa, por ejemplo en lo que respecta al amoníaco y el dióxido de carbono. Además, mucho depende de la situación meteorológica de cada año”.

La situación más problemática se registra en el caso de las partículas gruesas, cuya concentración en la atmósfera supera los límites permisibles con mayor frecuencia. Estas pueden provocar bronquitis crónica a las personas y otras enfermedades, según los expertos. Durante los últimos 12 meses fueron registradas en el aire igualmente muchas partículas finas, que pueden irritar los capilares pulmonares y ocasionar problemas respiratorios.

El experto destacó que existen regiones donde los niveles de contaminación de la atmósfera se mantienen a niveles bastante bajos. Se trata de la región de Vysočina, entre Bohemia y Moravia, la de Bohemia del Sur, y la de Karlovy Vary, en Bohemia Occidental. No obstante, más del 50% de los checos respiran aire altamente contaminado.