Más de 600 turistas checos abandonados en el exterior

Photo: CTK

Una situación desesperada viven centenares de turistas checos que emprendieron sus vacaciones con las compañías I´m Travelling y Detur, que anunciaron su bancarrota. Desamparados en el extranjero, esperan su rescate.

Foto: CTK
La quiebra de las agencias de viajes I´m Travelling y Detur, dada a conocer el pasado martes, ha convertido las vacaciones de centenares de checos en una pesadilla. Si bien un total de 274 clientes de esas empresas ya han podido regresar al país, aún hay más de 600 viajeros que esperan su repatriación desde lugares como Rodas y Creta, en Grecia.

Ambas agencias habían contraído un seguro en caso de bancarrota con la Compañía de Seguros Checa. Ésta ayudará a los clientes damnificados tanto en su repatriación como en la posterior indemnización, explica el portavoz, Václav Bálek.

Foto: CTK
"Estamos en contacto con el Servicio de Asistencia que, según nuestra información, ya dispone de una lista completa de los turistas que permanecen en el extranjero. Vamos a repatriar, sobre todo, a los turistas de las islas griegas de Rodas y Creta. Después de volver al país, los clientes tendrán seis meses para contactar nuestra Compañía y pedir una indemnización".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, Michal Seba, afirma que el derecho a una recompensa financiera lo tienen también los clientes que aún no han salido de vacaciones, pero ya habían pagado a las agencias.

Los problemas de las agencias han culminado esta semana. Las aerolíneas se negaron a embarcar a sus clientes por no haber recibido el pago por el transporte.

Los especialistas creen que habrá más fracasos de agencias checas este verano. Michal Seba aconseja cómo reconocer una agencia con problemas de este tipo.

"La agencia de viajes debe ser realmente una agencia de viajes, es decir, debe contar con la concesión otorgada por el Ministerio para el Desarrollo Local que le autorice utilizar la denominación de agencia de viajes".

En el mercado checo se ha desencadenado en estos días una verdadera lucha por los turistas decepcionados. Las agencias de viajes les ofrecen rebajas y aplazamiento de pagos. "Hay que andar despabilados y no dejarse seducir con precios demasiado bajos", sostienen los especialistas.