Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen, más allá del arte

Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen, foto: Borja de Jorge

Jóvenes, inconformistas y sabedores del poder que el arte tiene, Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen, ella eslovaca y el español, son los nuevos residentes del programa de creación contemporánea del centro MeetFactory de Praga. Radio Praga ha estado con ellos en su presentación en el Instituto Cervantes de la capital.

Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen, foto: Borja de Jorge
Pasear por la fina línea que hace frontera entre el arte, la investigación social, la reflexión participativa sobre la transitoriedad y la utopía y la identidad individual y colectiva en torno al consumismo. Eso es, ni más ni menos, lo que llevan haciendo el dúo eslovaco-español formado por Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen durante diez años. Ahora tras recorrer medio mundo con sus proyectos, han llegado como residentes al centro MeetFactory, donde harán “sentir”, en el sentido más estricto de la palabra, sus proyectos para la Cuatrienal de Praga. Así define la experiencia Oscar de Carmen.

“Para nosotros, la MeetFactory significa una posibilidad de poder tener desde un punto a nivel profesional una serie de personas alrededor que te incentivan para poder conectar con otros creadores. Significa también poder conocer otros artistas, al igual que nosotros visuales. Y, a nivel personal, significa poder conocer más gente, significa tener la posibilidad de tener un estudio bastante amplio”.

Su relación se fraguó hace diez años en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, en Canarias. Un “amor a primera vista”, que como ellos dicen “creó un cuerpo artístico dentro de un camino de incertidumbres”. El yin de esta unión artística es Martinka Bobrikova, quien habla así de su pareja.

La foto dejada por Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen
“Fue conocer una persona que muy pronto descubrí que teníamos mucha afinidad a nivel de trabajo y de otras cosas”.

Sus obras se basan en el concepto de realizar una serie de trabajos que a la postre tengan una consecuencia y que estén envueltos con un “halo de conexión con la sociedad”. De Carmen explica así por qué sus obras siempre están relacionadas con la investigación social y en concreto con descifrar la posición de poder en las sociedades.

“Si me pongo un poco a nivel perspectiva de mi pasado, siempre he tenido una curiosidad a nivel antropológico de lo que es el ser humano en sí, y eso me ha llevado a ver a nivel social cómo el humano desarrolla su zoé, que es la parte humana del humano. Hoy en día, se supone que la única forma de poder ser visualizada es cuando el humano está en una masa social, es decir, el individuo por si solo es complicado de poder abrir ese zoé y más con las consecuencias que tenemos de estos dominios de grandes compañías que realmente lo que hacen es que cuando te individualiza no generar tu humanidad”.

Una crítica reflexiva y artística al sistema en el que vivimos que han materializado a través de su proyecto 'Kitchen Dialogues', basado en recorrer el mundo cambiando la forma de ver la comida y utilizando los excedentes de los supermercados, como explica Bobrikova.

La foto dejada por Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen
“¿Te cuento la verdad? (risas). Nosotros nos conocimos siendo estudiantes en la facultad de Bellas Artes y yo personalmente no tenía en un principio mucha beca o más bien ninguna. Oscar, de vez en cuando, conseguía algo. Pero el Budget (el presupuesto) era muy escaso y por eso empezamos a hacer esta práctica que es ir a recoger la basura y que la hacen muchos estudiantes por toda Europa cuando no tienen dinero. Empezó como una necesidad y acabó siendo un proyecto. Íbamos haciendo fotografías y vídeos y entrevistando a la gente que hacía lo mismo”.

Arrastrados por su propia experiencia y por su afán de investigación social, empezaron a preguntarse por qué había que tirar esa comida y por qué no se daba a los bancos de alimentos. Entrevistaron a los encargados de los supermercados y, a pesar de que aseguraban que no se tiraba nada, ellos demostraron que la realidad era muy diferente. Una realidad que no gusta a la sociedad y que ha supuesto, como reconoce de Carmen, un reto de dos años.

“Yo creo que el mayor reto al que nos hemos enfrentado ha sido llevarlo a cabo. Es decir, ponerlo desde una forma teórica a la práctica, porque, básicamente, desde la hora en que lo teorizamos hasta la puesta en práctica, pasaron dos años. Dos años de pedir a nivel institucional soportes económicos… Claro cuando uno no tiene algo que mostrar y tiene solamente una ideas que tiene materializadas, y en este tipo de trabajos que andan dentro de un borde que también existen temas más sociales y no un producto estético de una obra conceptual, es muy complicado que tú puedas conseguir ese tipo de ayuda”.

Ahora, tras pasar por diferentes partes del mundo y conseguir, entre otras cosas, que 12 noruegos que no se conocen se sienten a una misma mesa a cenar, que los habitantes de un pequeño pueblo de pescadores de Lituania coman sus croquetas o alimentar a los trabajadores de un mercado de abastos de Singapur, 'Kitchen Dialogues' llega a Praga en forma de Bed&Breakfast.

La foto dejada por Martinka Bobrikova y Oscar de Carmen
“El proyecto Bed&Breakfast en Praga tiene que ver básicamente con lo que Kitchen Dialogues propone, que es generar un ecosistema social fuera del consumo. Y por ello lo que vamos a mostrar aquí es que cualquier persona que se quiera apuntar a través de nuestra página web, hacer un booking, pueda estar un par de días en un espacio que se va a construir dentro de un estudio de un centro artístico que es la MeetFactory. Básicamente la idea es que esa persona podrá convivir con, quedarse a dormir y tendrá la posibilidad, por la mañana, de sentarse en una mesa común a degustar un desayuno para poder continuar su día. La idea es que esa persona duerma y desayune y el resto del día esté visitando Praga”.

Un proyecto que se enmarca dentro de la Cuatrienal de Praga 2015, el certamen más importante del mundo dedicado a la escenografía y a la arquitectura teatral, que se celebrará en la capital de la República Checa del 18 al 28 de junio bajo el lema “Espacio Compartido: Música, Clima y Política”. Y ese espacio compartido en el Bed&Breakfast llega de la mano de su otra propuesta: 'Superfluos Identity', en el que vuelven a hacer una reflexión basada en buscar el futuro del presente, viendo más allá de lo que refleja el espejo en el que nos miramos.

“Es una investigación, un proceso en el que andamos ahora mismo,, en el que estamos visualizando cuáles han sido las industrias más importantes de los últimos 120 años en la República Checa. La idea básicamente en la que nos posicionamos es cómo desde un punto de vista local, con local me refiero visualizando el país en el que estamos, visualizar el sistema económico actual que tenemos. Para ello, intentamos ver cuáles han sido las factorías más importantes, en ellas estamos fotografiando y recabando sonidos. Con ello, generar una instalación en la que el espectador pueda visualizar a nivel objetual cómo estas industrias actuales están en un proceso de descatalogación”.

En definitiva, buscar a través del arte una utopía que lleve a la sociedad a redescubrir su poder, demostrando que el arte es la mejor conexión con nosotros mismos.

palabra clave:
audio