Luchando contra los vertederos ilegales con teléfonos móviles

Foto: Archivo de Radio Praga

En Chequia se ha duplicado el número de vertederos ilegales, según datos de la organización ZmapujTo, que hace un seguimiento del tema mediante una aplicación móvil. Mientras que en 2014 sus usuarios denunciaron 800 basureros clandestinos, el año pasado fueron mil más.

Foto: Archivo de Radio Praga
Aunque el depósito de basuras, escombros o vertidos está prohibido fuera de los lugares autorizados, los ayuntamientos y propietarios de bosques de la República Checa se enfrentan al problema cada vez más costoso de liquidar los vertederos ilegales en cuanto aparecen.

El principal problema son los vertederos ilegales de menor tamaño, afirma Radek Malý, responsable del departamento de Administración de la Propiedad de la ciudad de Adamov.

Foto: página web del proyecto ZmapujTo.cz
“Respecto a los vertederos más grandes, hay cada vez menos. Quizás es el comportamiento más consciente de la gente, pero también por la gran cantidad de trabajo destinado a los controles, bien por parte de las instituciones, bien por parte de la Policía municipal. Pero por lo que toca a las acumulaciones más pequeñas, es como una lucha contra los molinos de viento”.

El aumento del número de vertederos ilegales en la República Checa viene demostrado por los datos de la iniciativa ZmapujTo, que mientras que en 2014 registró 800 de estos lugares, el año pasado la cifra ascendió a 1.800. El control de los vertederos se realiza mediante una aplicación móvil que puede descargar cualquier interesado, explica el autor del proyecto, Miroslav Kubásek.

Miroslav Kubásek, foto: LinkedIn de Miroslav Kubásek
“Uno se descarga la aplicación móvil, y cuando está en el campo o en la ciudad y se encuentra con algún problema, un vertederos ilegal, un banco que está roto, una parada de autobús que no está en condiciones, hace una foto y la manda, y el sistema procesa el asunto y lo manda al Ayuntamiento correspondiente para que lo resuelva”.

Los basureros ilegales, además de suponer un daño paisajístico y medioambiental, tienen tendencia a convertirse en foco de incendios. En los últimos 10 años los bomberos checos han tenido que extinguir más de 6.000 fuegos surgidos en este tipo de vertederos.

Por este motivo el Ministerio de Medio Ambiente prepara una nueva ley de residuos que cambiará las condiciones para la eliminación de estas zonas de vertidos, haciendo la intervención más fácil para los municipios. La medida irá acompañada además de un programa de dotaciones.