Los trabajadores de Ucrania y otros terceros países pueden volver a Chequia

Foto ilustrativa: Lucie Hochmanová, ČRo

Después de varios meses, las empresas checas pueden volver a contar con trabajadores del extranjero. Esto gracias a que la pandemia del nuevo coronavirus está en declive.

El Ministerio de RR.EE. checo reanudó a partir de esta semana la emisión de visados y tarjetas de empleo para extranjeros, que había sido suspendida en el marco de las medidas restrictivas contra la propagación del coronavirus. El empleo de trabajadores de países de fuera de la Unión Europea, por ejemplo de Ucrania, responde a los objetivos del Programa del Trabajador Cualificado. Este respalda la migración económica como una de las premisas para garantizar el desarrollo económico de Chequia, como dijo a Radio Praga Internacional Zuzana Štíchová, directora del Departamento de Prensa de la Cancillería checa.

”Durante la primera ola de levantamiento de las restricciones por coronavirus, a comienzos de junio, hemos comenzado a recibir solicitudes de tarjetas de empleo para trabajadores extranjeros para los sectores más necesitados, en primer lugar, la agricultura. Las empresas en Chequia acusan una gran falta de trabajadores y nos presionaban para que volviéramos a emitir las tarjetas de empleo cuanto antes. A partir de esta semana pueden solicitar visado y tarjeta de empleo los extranjeros que trabajarán en otros sectores”.

Foto ilustrativa: skeeze/Pixabay, CC0

Los interesados por obtener esa tarjeta pueden solicitarla a través de las embajadas y oficinas consulares checas. Štíchová acotó, no obstante, que no todo volvió todavía a la normalidad y que en el tema de los trabajadores extranjeros siguen existiendo algunas restricciones por coronavirus.

“Hasta el domingo pasado fueron aplicadas en nuestras sedes diplomáticas las directivas del Ministerio de Salud checo relativas a la situación del coronavirus en el exterior. Se determinaban las zonas y terceros países a cuyos ciudadanos se podía conceder la visa checa, así como la tarjeta de empleo. En estos momentos las restricciones ya no ataňen a Ucrania, pero sí siguen vigentes para otros países cuyos ciudadanos desean venir a trabajar a Chequia, como India, Bielorrusia y Filipinas. Son países donde sigue en vigor el estado de emergencia por ejemplo, o se registran muchos casos todavía de la enfermedad COVID-19. En esos lugares no pudimos restablecer el funcionamiento normal de las embajadas y representaciones consulares”.

La Cámara Comercial checa apreció la reapertura de las fronteras de la República Checa para los trabajadores de terceros países, sobre todo para los ucranianos, mediante el Programa del Trabajador Cualificado, como dijo a Radio Praga Internacional Tomáš Zelený, funcionario de la mencionada entidad comercial.

”Estábamos interesados sobre todo por los trabajadores de Ucrania. En ese país registramos un gran número de solicitudes de visa checa y de la tarjeta de empleo. Aplaudimos que la Cancillería checa reiniciara a partir de este lunes la emisión de esas tarjetas, ya que los trabajadores extranjeros son una gran ayuda para la economía checa. Esto ataňe también a Mongolia, Serbia y otros países, pero repito que para nosotros lo primordial son los trabajadores ucranianos que son los más solicitados desde hace algún tiempo en el mercado laboral local”.

Tomáš Zelený sostuvo que la Cámara Comercial checa registra actualmente solicitudes presentadas por unas 200 empresas y compañías de la República Checa que buscan a unos 1000 trabajadores cualificados. Aňadió que, independientemente de que los analistas prevén un incremento de la tasa de desempleo en este país en los próximos meses, la mayoría de las empresas siguen buscando a trabajadores extranjeros.

Illustrative photo: Michael Gaida/Pixabay, CC0

”Sabemos que algunas empresas locales podrían tener problemas existenciales a causa de los impactos de la pandemia de coronavirus, y que esto se reflejará en el aumento del desempleo. Por otro lado sabemos que las empresas locales ofrecen a los extranjeros puestos de trabajo que a los checos no les interesan. En cambio los ucranianos sí los aceptan. Por ejemplo trabajar en el sector de la construcción, como obrero en maquinaria o metalurgia, y en otras profesiones que escasean en Chequia desde hace tiempo”.

Junto con los permisos para trabajos obreros y técnicos a largo plazo, Chequia ofrece permisos de trabajo de temporada. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que fueron reintroducidos igualmente el Programa de Empleados Altamente Cualificados y el Programa de Personal Científico. Como destacó el ministro de la cartera, Tomáš Petříček, el restablecimiento de la economía checa después de la crisis del coronavirus depende en gran medida de la posibilidad de aprovechar la fuerza laboral del extranjero.