Los “Ruiseñores de Madrid” llegaron desde Francia

Waldemar Matuška (Foto: CTK)

A continuación les ofrecemos, amigos, otro capítulo del ciclo veraniego dedicado a los mayores éxitos musicales checos de 1968, año que abrió a Checoslovaquia la puerta a la democracia durante la Primavera de Praga, pero después de la invasión de las tropas del Pacto de Varsovia volvió a cerrarla por otros veinte años. Esta vez escucharán la canción Ruiseñores de Madrid, interpretada por Waldemar Matuška.

Waldemar Matuška (Foto: CTK)
Se llama Ruiseñores de Madrid, pero originalmente no tenía mucho que ver con España. La canción procede de Francia. Uno de los letristas franceses más famosos, Pierre Delanoë, escribió el tema en 1965, sobre la música del cantante Hugues Aufray, francés de origen español, quien se inspiró por una melodía popular venezolana. En original este éxito lleva el título Ruiseñor Inglés.

Sin embargo, también en el original el pajarito canta al comienzo un poco en español, antes de pasar al inglés. Quizá por este motivo el autor de las letras checas, Ivo Fischer, decidió trasladar la canción al ambiente español donde pasean mujeres con ojos profundos y mantillas, el toro se empina en un corral y el cantante tomando una copa de vino sueña en la sombra de una higuera y escucha a ruiseñores.

Ruiseñores de Madrid, en la voz del carismático Waldemar Matuška, cosechó en Checoslovaquia un éxito increíble, que la canción no ha vivido en ningún otro país, con la excepción de Francia.