Los niños checos consumen demasiada sal

miminko_jidlo.jpg

Los estudiantes quieren continuar con las protestas en caso de no cambiar el proyecto de la reforma universitaria; los niños checos consumen demasiada sal; miles de máquinas tragamonedas desaparecen de las ciudades del país. Estos son algunos de los temas a los que se dedican los periódicos nacionales este jueves.

Foto: ČTK
Más de 10.000 estudiantes universitarios protestaron este miércoles en varias ciudades del país contra la preparada reforma de la enseñanza superior, escribe Lidové Noviny.

A los estudiantes se han adherido los profesores quienes rechazan en especial la prevista limitación de las libertades académicas. El proyecto ministerial supone por ejemplo, que en vez de los senados académicos integrados por profesores y estudiantes, la supervisión de los centros docentes le corresponderá a unos nuevos consejos universitarios, integrados por personas sin relación alguna con el sector académico.

Independientemente del rechazo a la preparada reforma del ministro de Educación Josef Dobeš, el 60% de los estudiantes y los profesores reconocen la necesidad de cambios en el sistema de la enseñanza superior en Chequia. No obstante, su visión de las reformas es distinta a la de Dobeš, sostiene Lidové Noviny.


Foto: Richard Dudley / Stock.XCHNG
Más de 2.500 funcionarios abandonarán las instituciones estatales en el curso de los próximos dos años, leemos en Právo. El Gobierno prevé ahorrar millones de euros del presupuesto nacional con la reducción del aparato burocrático.

Los analistas valoran la intención del oficialismo de racionalizar el funcionamiento de la administración del Estado y afirman que la medida llevará a la vez a una mayor flexibilidad en la dirección del país.

Los economistas temen a la vez que el nuevo proyecto de ahorros, presentado esta semana por el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, no llegará a ser realizado, debido a que cada ministro tratará de defender su sector y a justificar los gastos, tal como ha ocurrido varias veces en el pasado, señala Právo, remitiéndose a declaraciones de varios analistas.


El mismo matutino advierte que los niños checos consumen desde pequeños alimentos que contienen demasiada sal.

Según un reciente estudio, un 80% de los niños entre seis meses y un año de edad consumen comidas con mucha sal y en el caso de la mayoría de los niños de tres años, la cantidad de sal recomendada por los pediatras es superada cuatro veces.

Los especialistas sostienen además, que el 75% de la sal que consumen los pequeños está contenida en los alimentos producidos industrialmente y destinados justamente a los niños. Advierten que el elevado empleo de la sal, al igual que del azúcar, puede conducir más tarde a la obesidad y a problemas cardiovasculares en los niños.

En comparación con el año 2000, el número de menores checos obesos se incrementó en un 100%. Mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de 5 gramos de sal al día, en Chequia los ciudadanos, incluidos los niños, comen en promedio unos 16,5 gramos de sal diarios en los alimentos, advierte Právo.


Mladá Fronta Dnes escribe que las máquinas tragamonedas van desapareciendo de las ciudades checas. Esto se debe a las cada vez más elevadas sumas financieras que tienen que entregar en tarifas al Estado o a las Alcaldías los dueños de esas máquinas.

Actualmente, los propietarios deben pagar unos tres euros diarios por cada máquina. Muchos prefieren por ello terminar con esta empresa. Desde octubre de 2011, el Ministerio de Finanzas recibió 18.000 solicitudes para la suspensión del permiso de explotación de esas máquinas, según Mladá Fronta Dnes.


Alžběta Pourová, foto: ČTK
El mismo diario informa que Alžběta Pourová, de 52 años, superó este miércoles el récord mundial femenino en natación en agua helada. Pourová aguantó nadando 57 minutos en las aguas del río Moldava, en Praga, cuya temperatura alcanzaba los 3,7°C.