Los monumentos barrocos de Pilsen recobran la vida

Monasterio de Plasy, foto: Zdeňka Kuchyňová

El festival 'Nueve Semanas de Barroco' invitará a descubrir la riqueza arquitectónica de la región de Pilsen y vivir el ambiente de la época barroca al pie de la letra con todos los sentidos.

Daniel Herman, foto: archivo del Gobierno Checo
La música, los olores, los sabores y la arquitectura de la época barroca atacarán los sentidos de todos los que visiten durante las próximas nueve semanas cualquiEra de las nueve comarcas que se convertirán en el escenario del mayor festejo de la cultura barroca en la República Checa, uno de los proyectos cruciales de Pilsen, la Capital Cultural 2015. El ministro de Cultura, Daniel Herman, destacó en una rueda de prensa la riqueza arquitectónica de la región de Pilsen.

“Es un punto de encuentro de las preciosas obras de los reconocidos arquitectos Jan Blažej Santini y Kilián Ignác Dientzenhofer. El paisaje barroco de la región tiene un ambiente irrepetible y las iglesias, monasterios y ciudades esperan a los nuevos visitantes. Es importante que esta región fronteriza se haya convertido de un lugar olvidado en un centro cultural palpitante”.

Resucitar los monumentos olvidados

Monasterio de Plasy, foto: Zdeňka Kuchyňová
Llenar con vida a los edificios barrocos y resucitar los que han caído en desuso es uno de los principales objetivos del evento, según resaltó la viceministra de Cultura, Anna Matoušková.

“La época del barroco no solamente intervino en la historia de nuestro país, sino que también cambió el aspecto de nuestros paisajes. Este proyecto no se propone solamente atraer al público para que visite reconocidos monumentos como son los monasterios de Plasy y Kladruby, sino que quiere mostrar también los edificios sacros y monumentos más pequeños, que se encuentran actualmente a punto de desaparecer, esperando ser salvados”.

El ambiente barroco en 63 localidades

El programa se desarrollará durante nueve semanas en las 63 localidades de nueve comarcas de la región de Pilsen. Constará de un rico acompañamiento cultural, que incluirá más de 120 artistas y conjuntos, aproxima la directora de programa del evento, Kateřina Melenová.

Monasterio de Kladruby, foto: Zdeňka Kuchyňová
“Queremos demostrar que los monumentos pueden convertirse en centros culturales con excelentes programas. El evento estrella será el estreno mundial de la ópera de coronación restaurada 'Constanza e Fortezza' del austríaco Johan Joseph Fux que se efectuará el 31 de julio y 1 de agosto en el museo de barroco en el municipio de Světce“.

Los festejos se iniciarán simbólicamente en el municipio de Nepomuk, la cuna del santo patrón checo y centroeuropeo, Juan Nepomuceno.

La inauguración del festival, a efectuarse el próximo lunes 4 de julio, ofrecerá la única oportunidad de visitar el palacio de Zelená Hora. El monumento barroco permanece normalmente cerrado para el público, debido a la reconstrucción necesaria después de haber servido como una sede militar en la época del comunismo.

La iglesia de San Juan Nepomuceno en Nepomuk, foto: Martina Schneibergová
Los monumentos de la región de Klatovy protagonizarán la siguiente semana del los festejos, consagrada a los jesuitas y a la maravillosa Madonna de Klatovy. La siguiente semana estará dedicada al monasterio de Kladruby, que actualmente celebra los 900 años de su fundación.

Los visitantes podrán degustar también los típicos platos de la época del barroco y conocer los auténticos olores de esta época, basados en su mayoría en aromas de inciensos.

Romerías, fiestas, conciertos y visitas guiadas por los monumentos son otros de los atractivos, que acompañarán el festival 'Nueve Semanas de Barroco', que se iniciará el próximo lunes.