Los estudiantes amenazan con declararse en huelga

r_2100x1400_radio_praha.png

Las escuelas superiores de la República Checa, que forman a la élite de la nación, vislumbran ante sí un porvenir de mendigo. ¿Se resignarán?.

Las universidades de la República Checa no han recibido los 55 millones de dólares necesarios para su gestión, que el Ministerio de Educación había prometido conceder del presupuesto estatal. Y todo parece indicar que no los van a recibir. Confiando en la promesa que les hiciera en la primavera pasada el titular de Educación, Eduard Zeman, aceptaron a mayor número de estudiantes y ahora carecen de los recursos necesarios para llevar a buen fin el curso.

El rector de la Universidad Carolina de Praga, Ivan Wilhelm, considera, sin embargo, haber ralizado todas las gestiones necesarias y agotado todas las posibilidades de diálogo para obtener la imprescindible suma prometida por Educación.

Es increíble "pero cierto- que la prestigiosa Universidad Masaryk, de la metrópoli morava de Brno, haya tenido que recurrir a la rifa para distribuir entre los candidatos las pocas plazas vacantes que tiene en su residencia estudiantil. Esto sólo por citar un ejemplo.

En vista de que el asunto permanecía en un punto muerto, los estudiantes de varias escuelas superiores checas tomaron la justicia por su mano y comenzaron a realizar manifestaciones de protesta que advirtieran a los políticos y a la ciudadanía de la grave situación financiera que enfrenta la enseñanza superior. Pero son capaces de ir más lejos aún en sus exigencias: amenazan con declararse en huelga.

De la necesidad de conceder de una vez por todas los prometidos 55 millones de dólares y de solucionar la problemática conceptual de las escuelas superiores del país advirtieron también los estudiantes de la tercera Facultad de Medicina de la Universidad Carolina de Praga. Los médicos de esa casa de estudios ayer miércoles suspendieron las clases dos horas y media para sumarse a las protestas de las demás universidades. Semejantes acciones se realizaron también en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Carolina, en la Facultad de Medicina con sede en la ciudad de Hradec Králové, y en la Universidad de Pardubice.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio