Los checos comprarán sus autos desde casa

Foto: Škoda Auto

Ir a un concesionario para ver los carros expuestos, sentarse en ellos y sentir ese olor a nuevo tan característico ya no parece entusiasmar mucho a los checos. En lugar de eso, prefieren ver fotos y leer descripciones en Internet de sus futuros autos.

Foto: Unsplash / Pixabay CC0
Las compras en línea gozan de una creciente popularidad en la República Checa. Según una encuesta realizada por la agencia EY cada tres conductores puede imaginarse comprando un carro por Internet. Por otro lado, los concesionarios ya no cuentan con la concurrencia de otros tiempos. Petr Knap, socio dirigente de la agencia EY, comenta al respecto.

“La gente se ha acostumbrado a comprar en línea libros y hasta comida, entonces ¿por qué no carros? Hay muchas posibilidades para investigar sobre el carro con bastante antelación. Pese a que muchos pasos de la compra se realizan en línea, en la mayoría de los casos la gente quiere ver el carro. Eso no ha cambiado”.

Los checos parecen estar más que abiertos a estas nuevas posibilidades de compra desde la comodidad de su hogar. No obstante, el mercado aún no puede satisfacer tales deseos, pues solo la tienda Alza vende automóviles en la modalidad virtual y se trata del tipo eléctrico.

Y cómo funciona la compra y venta de un coche desde el ordenador nos lo explica Jan Moudřík, director del Departamento de Expansión de la tienda Alza.

Foto: Škoda Auto
"En nuestra página la gente escoge su modelo, lee bien la descripción, le da click a su elección y paga. Luego, recoge el vehículo personalmente en nuestra tienda o, según lo que se haya acordado, es posible llevárselo. Además, nos hacemos cargo de resolver todo el papeleo necesario para que el dueño pueda inmediatamente conducirlo".

Agrega que ya la tienda ha vendido unos cuantos coches eléctricos. Aparentemente, la compra de un vehículo por Internet puede ser tan sencilla como la compra de cualquier otro objeto.

Škoda, la más grande empresa automovilística de Chequia, ya inauguró las ventas en línea, pero de manera limitada. Ello no significa que en el futuro no vaya a desarrollarlo, pues la empresa está siguiendo el estado de las demandas y así considerar la ampliación de las ventas por Internet de sus coches.