Latin Art Café de Praga: música latina y gordas de Botero

Los Músicos, de Botero

El pintor colombiano Fernando Botero es famoso por sus gordas desnudas, que ilustran muchas de sus obras más famosas. Ahora en Praga hay un rincón donde las pinturas de Botero tienen protagonismo: se trata del Latin Art Café, un bar y sala de espectáculos que desde hace tres años anima las noches de la capital.

Latin Art Café nació debido a la inquietud empresarial del colombiano Roberto Battle, que al comienzo quería tener una sala de exposiciones y galería de arte para dar rienda suelta a su gran afición por la pintura, como él mismo explica.

“Bueno, la idea empezó porque quería un bar galería, porque quería vender pinturas, me gusta mucho el maestro Fernando Botero. Quería vender pinturas de él, porque tengo muchas de sus obras. No las originales, claro que no, son copias traídas de Colombia”.

Los Músicos, de Botero
Pero a poco andar, la galería derivó en bar y sala de espectáculos. Y empezó a cobrar fuerza. Enclavado en un antiguo e histórico edificio del Barrio Pequeño de Praga, la Malá Straná, Latin Art Café es hoy en día el epicentro de una eclosión musical que mezcla samba, bossa nova, tango, boleros, flamenco y hasta rock latino, comenta Roberto Battle.

“Latin Art Café es una esquina latina en el corazón de Europa, con un sabor especial colombiano. Un lugar donde las mejores bandas latinas de la República Checa vienen a tocar aquí y se crea una atmósfera tropical. Además, las personas que toquen otros instrumentos pueden compartir con los músicos. Y está lleno de alegría y de rumba y las fiestas se prolongan hasta el amanecer muchas veces”.

Roberto Battle
Roberto Battle añade que Latin Art Café ha tenido una bonita acogida entre el variado público que acude a sus espectáculos.

“Aquí los clientes son variados, son checos, latinos, extranjeros. Y estoy muy contento porque la gente lo ha recibido muy bien, a pesar de que el sitio es muy pequeño, a la gente le gusta y con lo pequeño la gente se puede introducir fácilmente y conocer otra gente más fácil. Y la atmósfera que tenemos, los empleados, todo, es muy original, trabajan latinoamericanos y checos”.

Y destaca que, de acuerdo a su filosofía de vida, nunca han cobrado entrada, todos los espectáculos son absolutamente gratis y solo hay que pagar el consumo, que tampoco es caro, precisa.

Roberto Battle y Hamid
“La idea de Latin Art Café nunca ha sido de cobrarle a la gente para que vea a músicos latinos. Más que nada la idea es que conozcan nuestra cultura y pasen un buen momento acá. Y tenemos música jueves, viernes y sábado y la música es prolongada, empieza a las nueve de la noche y muchas veces termina a las tres de la madrugada. Eso es lo que le encanta a la gente y esperamos que todo el mundo disfrute de eso. Se pone muy bueno los fines de semana, de vez en cuando incluso llega la policía, porque los músicos son difíciles de controlar”.

La música es lo principal, agrega Roberto Battle, y más en la República Checa, donde los ritmos latinos son tan bien recibidos.

El equipo de Latin Art Café
Los brasileños Tiago Ferreira y André Sah, el uruguayo Lázaro, el marroquí que toca flamenco Hamid, el argentino Juan Carlos Vivas y el dúo peruano Trovadores del Sur son algunos de los artistas que tocan frecuentemente en Latin Art Café, para regocijo del público.

Roberto Battle invita a todos los que quieran pasar una fiesta de Año Nuevo diferente, una fiesta latina, a acudir este jueves a su bar, que estará abierto hasta el amanecer.

Más información sobre este bar, galería de arte y sala de espectáculos en la siguiente página web: www.latinartcafe.com

palabra clave:
audio