Las restricciones reducen la movilidad de los checos, pero menos que hace un año

Foto: ČTK / Jaroslav Ožana

Las medidas antiepidémicas y el cierre perimetral de los distritos han reducido la movilidad de los checos. No obstante, las cifras se sitúan muy por detrás del efecto que tuvo el primer confinamiento en marzo de 2020.

Chequia inició el mes de marzo en confinamiento, con la movilidad de los habitantes limitada a sus distritos de residencia. Mientras que el Ministerio del Interior no cuenta aún con datos oficiales que muestren cómo las restricciones más recientes han influido en el movimiento de las personas en los sitios públicos, la Televisión Checa ha logrado obtener datos preliminares vinculados al tráfico en las carreteras y el transporte público.

Foto: ČTK / Ondřej Deml

Estos demuestran que mientras que la movilidad se ha reducido en los últimos días, el impacto del confinamiento no es el mismo que en primavera del año pasado, cuando culminaba en Chequia la primera ola del coronavirus.

Antes del inicio de la pandemia, usaba el metro de Praga cerca de un millón de pasajeros cada día. El año pasado, durante el mayor descenso, su número disminuyó a unos 200 000. De acuerdo con el portavoz de la Compañía de Transporte de Praga, Dan Šabík, el lunes 22 de febrero se trataba de 450 000 personas, y al inicio de esta semana, tras iniciarse el confinamiento, de un poco menos.

“Los datos sobre el tráfico de pasajeros en el metro del día de ayer (lunes, 1 de febrero) confirman una reducción del número de pasajeros en el transporte público. En términos más concretos, registramos alrededor de un 20 % de pasajeros menos que el lunes de la semana pasada”.

Los datos obtenidos por empleados de la Compañía de Transporte de Praga coinciden con los volúmenes de vehículos registrados en las carreteras checas. De acuerdo con la Dirección de Carreteras y Autopistas, en comparación con el último lunes de febrero, el 1 de marzo se registró solo un 9 % menos de automóviles. Aunque los volúmenes han diferido en función a las regiones, en los alrededores de Praga se nota más la diferencia.

Jan Hamáček,  foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo

El portavoz de la Dirección de Carreteras y Autopistas calificó la reducción de ‘no dramática’, sobre todo en comparación con los números del año pasado, cuando el tráfico vial cayó en hasta un 50 %.

Al ser cuestionado al respecto del efecto de las actuales restricciones, el ministro del Interior, Jan Hamáček, se mantuvo optimista.

“Estaría mucho más contento si la reducción fuera mayor. Por otro lado, han pasado apenas dos días, así que esperemos que esta tendencia descendiente continúe”.

El confinamiento perimetral de los distritos permanecerá vigente en Chequia como mínimo durante dos semanas más. Hasta el momento, la Policía ha realizado más de 160 000 controles del cumplimiento de las medidas. En más de 3000 casos las patrullas impidieron a las personas la salida de una región o la entrada a la misma.

Las autoridades habían advertido que, durante los primeros días del cierre, la Policía sería más benevolente ante las posibles infracciones y que, posteriormente, los controles se volverían más duros. No obstante, de acuerdo con el portavoz del Presidio Policial, Jakub Vinčálek, esto no parece ser necesario.

“Los ciudadanos han estado y están preparados y cuentan con todos los documentos necesarios. En consecuencia, la Policía, por supuesto en colaboración con el Ejército de la República Checa y Aduanas, no tiene ningún motivo para endurecer los controles”.

En vista de la capacidad limitada de la Policía, miembros del Ejército y de Aduanas se han sumado a la supervisión del cumplimiento de las restricciones actuales. En total se prevé una participación de hasta 30 000 empleados de estos servicios.

Además del transporte público en la capital y el número de vehículos en las carreteras, se ha reducido asimismo el número de viajeros en los autobuses y trenes regionales. La mayoría de las administraciones ha decidido interrumpir la operación de algunas conexiones, principalmente en consecuencia del cierre de las escuelas. En la región de Moravia del Sur se han visto canceladas, por ejemplo, hasta 1100 líneas de autobús y 12 líneas ferroviarias. El número de pasajeros actual se sitúa por debajo del 50 % del volumen habitual.

palabra clave:
audio