Las minorías en Chequia podrían casarse en su idioma

Foto: alans1948, Flickr, CC BY 2.0

La medida que obliga a las minorías que viven en Chequia a celebrar las bodas civiles en checo podría cambiar. La Cámara de Diputados debatirá una enmienda que permitiría a los eslovacos, polacos, vietnamitas y otras minorías decir “sí quiero” en su idioma.

Las minorías tenían permitido casarse de forma civil en su idioma nativo hasta 2015, año en el que el Ministerio de Interior lo empezó a considerar ilegal. La ley actual sobre registros de nacimientos, nombres y apellidos estipula que las bodas civiles solo pueden realizarse en checo.

Pavla Golasowská, foto: PSP ČR

La diputada Pavla Golasowská del Partido Demócrata Cristiano, procedente de un pueblo en la frontera checa-polaca, ha presentado una enmienda a la ley actual que permitiría volver a celebrar bodas en otros idiomas.

“Aproveché que la ley de registros de nacimientos se encuentra en una segunda lectura en la Cámara de Diputados para presentar la propuesta. La enmienda tiene como condiciones que la minoría sea de al menos un 10% y que tanto la persona que oficie la boda, como el secretario, deberán hablar el idioma”.

Mariusz Walach, presidente del Congreso Polaco en la República Checa, que representa a la minoría polaca en las negociaciones con el Gobierno checo, afirma que estaría satisfecho con el cambio.

“No solo aceptaríamos el cambio, sino que lo consideramos fundamental. Habíamos tenido este derecho desde que los polacos nos convertimos en minoría en este país tras la Primera Guerra Mundial. Cuando yo mismo me casé, no me habría podido imaginar que la boda hubiese sido en un idioma diferente al polaco. Que después lo ilegalizaran me pilló por sorpresa. Será una buena noticia para nosotros si la enmienda se aprueba”.

Al mismo tiempo, Walach afirma que muchos polacos prefieren casarse en iglesias que sí permiten celebrar la boda en su idioma nativo.  

Marcel Winter, foto: Página web oficial de WMC

Marcel Winter, líder de la comunidad checo-vietnamita, cuenta que mientras algunos miembros de la comunidad se muestran conformes con el cambio, la mayoría ya tienen sus propias soluciones para el problema.

Muchos vietnamitas que residen en la República Checa celebran dos bodas. La primera es la oficial y tiene lugar en la República Checa. La segunda es en Vietnam junto a sus familiares y en su idioma natal.

Entre las comunidades que cumplen el requisito del 10% se encuentran también los eslovacos, que son la minoría más grande en la República Checa, y la comunidad romaní.

La enmienda de la ley de registros de nacimientos, nombres y apellidos probablemente se debatirá en la Cámara de Diputados en septiembre, cuando ya hayan terminado las vacaciones de verano.

Autor: Andrea Romero
palabra clave:
audio