Las esculturas de san Venceslao en Praga

Foto: Barbora Němcová

San Venceslao es el único santo checo cuyo día en el santoral forma parte del calendario mundial de la iglesia católica. Está representado en muchas imágenes y esculturas. La mayor concentración de estatuas de San Venceslao se da en Praga.

Foto: Barbora Němcová

Se desconoce la cifra exacta de esculturas en piedra dedicadas a san Venceslao en Praga. Se calculan unos treinta monumentos, esculturas, bustos o figuras en el espacio público. En su mayor parte se trata de obras en piedra arenisca y, en ocasiones, en mármol o marga.

Sobre el aspecto real del famoso príncipe checo no tenemos ninguna certeza. Sus restos fueron encontrados en cinco lugares distintos de la catedral de San Vito. Fueron analizados por primera vez en el año 1911 y, posteriormente, a principios de la década de los 70. Según los últimos análisis, san Venceslao fue un hombre esbelto y alto de cara alargada, pelo claro y puede que ojos azules.

Tampoco sabían nada de su aspecto los escultores que lo representaron, por lo que sus obras están basadas únicamente en su fantasía. El santo aparece tradicionalmente como un hombre en pie con barba y una corona de príncipe sobre la cabeza. Es representado armado habitualmente, con una capa larga y una espada en su cinto. En su mano derecha suele sostener una pica con una bandera, y en la izquierda un escudo con el águila de san Venceslao. Sentado a caballo aparece solo de forma excepcional, así como rezando.

Las estatuas más famosas y las menos conocidas pueden verlas en nuestra galería.

palabra clave: