La Unión Europea exige que Rusia retire sus tropas de Georgia

Mirek Topolánek  (Foto: CTK)

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Unión Europea, reunidos el lunes en Bruselas, exigieron la retirada incondicional de las tropas rusas de Georgia, al tiempo que acordaron brindar un mayor apoyo a Georgia.

Karel Schwarzenberg (a la izquierda) Foto: CTK
Los participantes en la cumbre extraordinaria de Bruselas sobre Rusia condenaron la decisión unilateral de Moscú de reconocer la independencia de las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia.

En una declaración aprobada en forma unánime por los líderes de los países de la Unión Europea, se exige que Moscú retire en una semana sus tropas de Georgia a las posiciones de antes del inicio del conflicto armado. De no ser así, los Veintisiete están decididos a no continuar en las negociaciones con Rusia sobre la firma de un acuerdo de asociación y cooperación, iniciadas en junio.

El ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg, destacó que depende de Rusia si quiere colaborar con Europa.

“La reacción de Moscú servirá para comprobar si Rusia tiene interés real en cooperar con la Unión Europea y si reconoce el peso político que tiene Bruselas”, dijo Schwarzenberg.

Mirek Topolánek  (Foto: CTK)
Los dirigentes de la Unión Europea coincidieron en no imponer ningún tipo de sanciones contra Rusia por el momento y optaron por el camino de la diplomacia, según recalcó el primer ministro checo, Mirek Topolánek.

“No consideramos que a Rusia hay que aislarla. Esperamos que Moscú acepte la mano que le ha tendido Bruselas y que reaccione de una manera positiva para que la cooperación mutua continúe”, señaló Topolánek.

El primer ministro checo agregó que en la cumbre de Bruselas se acordó ofrecer un mayor apoyo a Georgia. Se efectuará una conferencia de donadores a favor del restablecimiento del país afectado por el conflicto militar. Los estados europeos quieren además simplificar el régimen de visados con Georgia y pretenden crear una zona mutua de libre comercio.

Mirek Topolánek sostuvo que los jefes de Estado y de Gobierno reunidos el lunes en Bruselas, coincidieron en que el conflicto en el Cáucaso puso en el tapete también otro importante tema que es la seguridad energética. Según el jefe del Gobierno checo, resulta cada vez más evidente que Europa no puede depender en el futuro de los suministros exclusivos de gas y de petróleo desde Rusia.