La República Checa y Francia no quieren aplicar sanciones contra Rusia

Nicolas Sarkozy (Foto: CTK)

Los jefes de Gobierno de la Unión Europea se reunirán el lunes en Bruselas para adoptar una postura común frente al conflicto en el Cáucaso. Los países europeos barajan la posibilidad de aplicar sanciones contra Rusia, lo que la diplomacia checa considera inoportuno.

 Nicolas Sarkozy (Foto: CTK)
El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en calidad de presidente de turno de la UE, convocó para el 1 de septiembre en Bruselas una cumbre extraordinaria, que estará dedicada a la crisis en Georgia.

Los países comunitarios consideran la posibilidad de imponer sanciones contra Rusia, lo que fue calificado como poco conveniente por los ministros de RR.EE. de la República Checa y Francia, Karel Schwarzenberg y Bernard Kouchner, que se entrevistaron el jueves en París. El jefe de la diplomacia checa destacó que coincide con su homólogo francés en la opinión que sanciones no suelen aportar resultados deseados.

Alexandr Vondra
Karel Schwarzenberg recordó cuáles serán las prioridades checas en la cumbre de la Unión Europea. “La integridad territorial georgiana y la reconstrucción de ese país después de la guerra, estos son los temas de importancia para la República Checa. Insistiremos en que la Unión Europea acepte un plan concreto de ayuda a Georgia que incluiría la reconstrucción de Abjasia y Osetia del Sur”, dijo el ministro.

Según opinó el viceprimer ministro para Asuntos Europeos, Alexander Vondra, el hecho de que la Unión Europea contempla sancionar a Rusia, testimonia su voluntad de no aceptar la situación en Georgia. Vondra sostuvo que Rusia debería cumplir la exigencia de retirarse de Georgia porque, en caso contrario, podría perjudicar seriamente sus relaciones con la Unión Europea.

Por su parte, el Gobierno ruso está convencido de que la propuesta de sanciones es fruto de la ‘confusión total’ en que está sumida la Unión Europea.