La RCh fortalece las medidas de seguridad después de los atentados en Madrid

Medidas de seguridad en la frontera española, foto: CTK

A las doce del mediodía en punto sonaron en la República Checa las sirenas para rendir homenaje a las víctimas de los ataques terroristas en Madrid. Al mismo tiempo el Ministerio del Interior checo fortalece las medidas de seguridad en el país.

Primer Ministro checo, Vladimír Spidla
El Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, exhortó a los ciudadanos checos a conmemorar este lunes con tres minutos de silencio a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de marzo en Madrid que dejaron 200 muertos y 1 500 heridos. Los ciudadanos pueden inscribirse también este lunes y martes en el libro de condolencias en la Embajada de España en Praga.

El embajador español en la República Checa, Santiago Cabanas, subrayó ante Radio Praga la necesidad de hacer frente al terrorismo.

"Los terroristas asesinan, matan, sin razón alguna, con crueldad absoluta. Hay que enfrentarse a los terroristas con determinación, con calma, por supuesto, y con la ley en la mano, pero con firmeza y determinación. Hay que ser conscientes de que son una amenaza para todos y que no hay terrorismos nacionales o internacionales, buenos o malos, todos los terrorismos son horribles".

Medidas de seguridad en la frontera española, foto: CTK
Después de haberse declarado autora de los atentados en Madrid la organización terrorista Al Qaeda, la República Checa aumenta las medidas de seguridad. Algunas patrullas policiales serán acompañadas, por ejemplo, con perros entrenados para detectar explosivos, informó el ministro del Interior, Stanislav Gross.

"En cada región tenemos fijados unos 200 edificios o lugares a los que hay que dedicar mayor atención", indicó Gross.

Además de fortalecer los controles policíacos en las calles, las fronteras y los aeropuertos, la República Checa introducirá un régimen más riguroso de concesión de visados a ciudadanos de países de riesgo, sobre todo de los países árabes.

"No será posible que los ciudadanos de algunos países seleccionados soliciten el visado para la República Checa en otro Estado que en el que donde tengan la residencia permanente", expresó el ministro de Asuntos Exteriores, Cyril Svoboda. Asimismo se suprimen los visados colectivos.

La República Checa, así como España, participa activamente en la lucha contra el terrorismo. En febrero pasado el Parlamento aprobó el envío a Afganistán de 120 soldados checos que se incorporarán a la operación Libertad Duradera. Su tarea será, entre otros, buscar al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.