Aumenta el número de checos en situación de insolvencia

vinarska_cyklostezka.jpg

El aumento del número de checos que no pueden pagar sus deudas, el punto de vista de los checos sobre los últimos atentados de ETA o el peligro que corren las rutas ciclistas vinícolas son algunos de los temas de la prensa checa de este lunes.

Comenzamos con los efectos de la crisis económica. El diario Pŕavo anuncia en portada que el número de embargos a la propiedad ha aumentado este año un 60 por ciento, según los datos aportados por los bufetes de abogados que llevan este tipo de casos.

Los expertos señalan que el dato es tan solo la punta del iceberg, ya que tan solo se embarga como último recurso, cuando queda claro que la persona afectada no ha sido capaz de afrontar sus deudas. Los procesos son pues, largos, y de hecho la crisis tiene de momento en estos datos una importancia tangencial.

Mallorca, foto: ČTK
Por otro lado, prácticamente todos los diarios checos se hacen eco del atentado de este domingo cometido por la banda terrorista ETA en Mallorca. Mladá Fronta Dnes analiza la situación desde el punto de vista checo y se hace eco de las declaraciones del portavoz del Ministerio del Interior Checo, según el cual no hay motivo para la alarma y los checos pueden seguir viajando tranquilamente de vacaciones a España.

El diario apunta que la organización terrorista solo quiere asustar con estos atentados de verano en zonas turísticas, y que no es su intención provocar víctimas humanas. En opinión del periódico, ETA solo se ensaña en caso de ataque a la policía.

Lidové Noviny llama la atención sobre el espectacular crecimiento del número de cámaras en los lugares públicos de la República Checa. Se ha pasado de las cinco nuevas cámaras que se registraron en 2005 a los 1.470 nuevos registros de 2008. Según los expertos el número real es mayor porque existen cientos de cámaras sin registrar.

La mayoría se encuentran en superficies comerciales y empresas. Según El Instituto para la Protección de Datos Personales, no existe todavía una ley que se dedique concretamente a regular qué se puede y no se puede grabar, por lo que cada caso conflictivo debe ser examinado por separado.

Lidové Noviny también comenta el problema surgido en torno a las rutas ciclistas vinícolas tan populares en la región de Moravia. Y es que los participantes en estos recorridos corren el riesgo de ser multados mientras se desplazan de una bodega a la siguiente.

La presión policial está poniendo en peligro los ingresos turísticos de la zona, por lo que el ex gobernador de Moravia del Sur, Stanislav Juránek, ha propuesto que se hagan excepciones en determinadas rutas y se aumente el nivel de alcohol en sangre permitido.