La moda triunfa entre nuestros escuchas

Foto: ČTK

Es el momento de revisar la correspondencia que nos llega a la redacción Iberoamericana de Radio Praga. A continuación, repasaremos las cartas, correos y comentarios que nos envían nuestros radioyentes y les pondremos al corriente sobre cuáles han sido los temas más interesantes de esta semana

Jaroslav Klemeš, foto: archivo del proyecto 'Paměť národa'
Damos comienzo a la cita con nuestros oyentes de este martes hablando sobre una de las noticias que más revuelo ha causado en estos días: el fallecimiento de Jaroslav Klemeš, el último general de la resistencia checoslovaca antinazi.

La publicación de la nota en nuestra página de Facebook ha recibido multitud de reacciones, sobre todo de admiración y pena, por la muerte del militar.

Nuestra amiga Lidia Kosik se lamentaba por su pérdida diciendo: “Mi más sentido pésame a la familia”. Muchas gracias por tus palabras, seguro que representan el sentimiento de muchos de nuestros seguidores.

Hugo Servín comentaba: “Digno de admiración y respeto”. Nuestro amigo Hugo tiene mucha razón al expresarnos esto, ya que Jaroslav Klemeš era muy amado en la República Checa por representar a aquellos que lucharon por la paz del país y que, por desgracia, no vivieron para contarlo.

La historia de Klemeš bien podría servir como inspiración para escribir el guión de una película sobre la Segunda Guerra Mundial. Poco después de estallar la contienda y tras llevarse a cabo la ocupación nazi de Checoslovaquia, se refugió en Francia, formando parte del Ejército Checoslovaco en el Extranjero.

La Orden del León Blanco
Al ser invadida también Francia, viajó hasta Reino Unido donde fue adiestrado como paracaidista en 1941. Completados sus conocimientos, fue enviado a su país de origen para colaborar con la resistencia checoslovaca en varias operaciones contra el ejército alemán.

Su función más importante era mantener comunicaciones radiofónicas con Londres y el Gobierno nacional, que se mantenía escondido en Checoslovaquia.

Por hazañas tan valerosas como esta, fue condecorado con la Cruz del Mérito Militar al finalizar la guerra. Hace cuatro años, se le ascendió al rango de general y en 2016 se le otorgó la Orden del León Blanco, el mayor reconocimiento que se puede ofrecer en Chequia.

Durante el periodo bélico y más tarde bajo el mando del régimen comunista, vivió muchos más acontecimientos dignos de admirar. Si quieren saber más sobre su vida, les animamos a que investiguen sobre el general Jaroslav Klemeš.

Moda checo-ecuatoriana vs. moda checo-española

Manolo Blahnik en Praga, foto: ČTK
La semana pasada estuvo colmada de reportajes relacionados con el mundo de la moda, en concreto, hacían referencia al calzado. Lo que tienen de especial los citados zapatos son sus creadores. Por un lado, el ecuatoriano Fernando Echeverría y, por otro lado, el conocido checo-español Manolo Blahnik.

Ambos diseñadores comparten el amor por la creatividad y crean prendas que podrían ser consideradas verdaderas obras de arte. La exclusividad, así como la calidad de sus materiales, les han hecho prosperar profesionalmente y expandir su mercado a todo el mundo.

En la pieza sobre la visita de Radio Praga al taller de Fernando Echeverría, les hablamos de la influencia en sus bocetos tanto de sus orígenes latinoamericanos como de los años de estudio en la Academia de Artes, Arquitectura y Diseño de Praga.

Gracias a estas influencias, sus zapatos reúnen lo mejor de los dos mundos: el colorido de América Latina y la horma clásica europea. Así, consigue llamar la atención de una gran franja del mercado.

Fernando Echeverría, foto: Ana Briceño
Además de diseñador, Echeverría también es zapatero, consiguiendo así involucrarse en todo el proceso de fabricación de sus distintos modelos, un papel que no desempeñan todos los estilistas.

Aunque se encuentra muy bien en Praga, Fernando desearía volver a Quito en algún momento de su vida. Algunos de nuestros seguidores, como Conchita Ruiz, estarían muy contentos si esto ocurriera.

Conchita le escribía al zapatero este mensaje: “Felicitaciones. Sigue triunfando en tus creaciones, nos sentimos muy orgullosos desde Ecuador”. Estamos seguros que Fernando se alegraría mucho de leer estas palabras de afecto.

En el caso de la nota sobre una muestra de zapatos de Manolo Blahnik que será expuesta en la capital checa durante los próximos meses, la reacciones mostraban el “encantamiento” que producen sus creaciones en el sector de la moda.

Los “manolos” llegan por primera vez a Praga a través de una exhibición de 220 pares de zapatos y 80 bocetos de diseños, que serán mostrados hasta noviembre de este año en el Museo de Kampa, a orillas del Río Moldava.

Zapatos de Manolo Blahnik, foto: ČTK
Aunque el diseñador español tiene raíces checas, es la primera vez que algunos de sus calzados viajan hasta el país de origen de su padre, aunque son habituales en las pasarelas más conocidas de todo el mundo.

Además, si la autenticidad de sus calzados no son ya un aliciente suficiente para adherirse seguidoras, el verdadero amor que Sarah Jessica Parker le profesaba a los “manolos” en la serie “Sexo en Nueva York”, hizo que su fama se disparase, sobre todo, entre las mujeres.

La colección titulada The Art of the Shoes, ya ha visitado lugares como Milán o San Petersburgo, donde ha recibido a miles de curiosos durante su estancia allí. En Praga también se espera que la colección sea todo un éxito, alcanzando o superando las cifras de estas dos ciudades.

Desde Radio Praga animamos a nuestros radioescuchas interesados en la moda a que se acerquen a la exposición y descubran las obras maestras de Manolo Blahnik.

El cariño traspasa fronteras

Muchos de nuestros seguidores usan nuestra página de Facebook para mantenerse informados sobre lo que ocurre en Chequia y utilizan esta red social como medio para comunicarse con nuestra redacción.

Pero otros muchos de nuestros radioyentes siguen prefiriendo el modelo tradicional de las cartas para mandarnos sus opiniones y sugerencias sobre distintos temas. Mediante sus palabras, también nos suelen transmitir siempre el afecto y el cariño que tienen hacia Radio Praga.

Tarjeta especial QSL 2016
Juan Carlos Gil, de Zaragoza, nos escribía: “Han llegado las vacaciones, trayendo más tiempo para dedicar al ocio y, por tanto a Radio Praga, un placer para soportar el calor”. También es un placer para nosotros aliviar sus calurosas vacaciones.

Desde Cuba, nuestra amiga María del Carmen Ramírez, nos dice: “He estado bien pegadita a la radio todos estos días y disfrutando de toda su programación que cada día es mejor y más amena”.

Mensajes como estos nos motivan a seguir trabajando sobre diversas materias que les puedan interesar. Queremos agradecerle a María del Carmen la amistad que mantiene con nosotros desde hace varios años y que siga escuchándonos cada día.

Sergio Fuentes, de México, expresaba estas palabras sobre la cita: “Me gusta el programa de las cartas porque así podemos tener amistades de los cinco continentes”.

Estamos de acuerdo con Sergio, ya que con este espacio tan cercano, pueden conocer opiniones de personas de distintos lugares que pueden coincidir con las suyas propias.

Una de las cartas recibidas hoy nos ha puesto especialmente contentos. Nuestro amigo Mauricio Nova, de Colombia, nos ha vuelto a escribir después de unos siete años.

Nos alegramos mucho de que vuelva a retomar su relación con Radio Praga y vuelva a practicar su afición por el diexismo con nuestra emisora. Esta práctica de escucha de radios lejanas nos ha proporcinado amistades de más de una década y que son la razón de ser de nuestra cita.

Confirmación de los informes de recepción

Los seguidores de Radio Praga también realizan una labor muy importante en referencia a las emisiones de nuestros programas. Ellos nos envían los informes sobre la calidad de las recepciones y las emisiones a través de la onda corta.

Foto: FreeDigitalPhotos
En esta ocasión, queremos agradecerles sus informes a nuestros amigos Robinson Mosquera, de Colombia, Francisco Llerana, de Perú, José Amador Hidalgo, Hugo Longhi, Ceferino Campajo y Graciela Gastrogiacomo, de Argentina.

También queremos darles las gracias por sus informes de recepción a nuestros amigos españoles Juan Díez, Enric Ballester y Juan Morales, entre otros muchos.

Les recuerdo que pueden seguir escribiéndonos a la dirección de correo electrónico cr@radio.cz o a la dirección de correos de Radio Praga, Redacción Iberoamericana, Praga, código postal 120 99, República Checa. A los que prefieren la transmisión radial, les recordamos que estamos en la frecuencia de 9.955 Khz, todos los días a las 5:30, 8:30 y 2:00 UTC.

Esta ha sido la cita de hoy y esperamos que hayan disfrutado de ella. ¡Hasta la próxima!