La fiesta de Nochevieja se cobró dos víctimas mortales

Foto: ČTK

Dos hombres murieron y numerosas personas resultaron heridas en las fiestas de Nochevieja celebradas en la República Checa. Dichos datos estadísticos no sobresalen del término medio de los últimos años.

Foto: ČTK
Dos checos murieron al dar la bienvenida al año 2013. Un hombre murió en la ciudad de Jetřichov, Bohemia del Norte, al ser atropellado por un automóvil cuando lanzaba petardos con sus amigos frente a un restaurante. El conductor huyó del lugar, pero la Policía lo detuvo al día siguiente.

La segunda víctima mortal se produjo en la región de Blansko, donde un joven ebrio falleció desangrado tras caerse sobre los cristales de una copa rota.

Otro muerto fue encontrado en Praga, cerca del río Moldava, pero en este caso la Policía sospecha que se trató de un suicida.

Foto: Archivo de ČRo 7
Al igual que los años anteriores, los hospitales estuvieron en estado de emergencia el último día del año para atender a numerosas personas que sufrieron heridas tras lanzar petardos y cohetes, según indicó la portavoz de la Ambulancia de la Región de Moravia del Sur, Barbora Zuchová.

“Las intervenciones de la ambulancia aumentaron un 50% en la Nochevieja en comparación con un día corriente. Atendimos a numerosos pacientes heridos por pirotecnia principalmente en la cara y los ojos”, dijo.

Al igual que todos los años, las ambulancias del país tuvieron que hospitalizar además a numerosas personas en estado de embriaguez. Un hombre ingresó en el hospital tras ser herido por un tiro en una pelea producida en una discoteca.

La misa de Nochevieja en Hostýn, foto: ČT 24
Pero en general, las fiestas se desarrollaron sin mayores incidentes, según resumieron las autoridades del país.

Aunque en la mayoría de las ciudades las fiestas fueron muy ruidosas, en algunos lugares la gente dio la bienvenida al año nuevo de manera más silenciosa.

En la ciudad de Hostýn, en Moravia Central, unos 2.000 peregrinos asistieron a la misa de Nochevieja celebrada por el arzobispo Jan Graubner.

Foto: ČTK
Las celebraciones siguieron en varias ciudades checas también el 1 de enero. Praga, Brno y Ostrava deleitaron a los ciudadanos con espléndidos fuegos artificiales tanto para dar la bienvenida al Año Nuevo, como para recordar el vigésimo aniversario de la separación de Checoslovaquia.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio