La economía checa da marcha hacia adelante

Photo: Klára Stejskalová, archive of CRo

La economía checa aumentó en un 2,9% durante el primer trimestre de este año en comparación con el mismo período de 2013, según lo confirman los resultados económicos publicados por la Oficina de Estadísticas Checa este martes. Los analistas son optimistas e indican que el nivel de la economía nacional se aproxima al que tenía antes de la crisis.

Foto: Klára Stejskalová
La economía checa se recupera finalmente de la prolongada crisis, coinciden los especialistas. Durante el primer trimestre de este año registró un aumento interanual del 2,9%, lo que fue el mejor resultado desde finales del año 2008. Además, el Producto Interno Bruto (PIB) se incrementó en un 0,8% en comparación con el trimestre anterior. Estos resultados demuestran que la economía nacional dio finalmente marcha hacia adelante después de su brusca caída en los años de la crisis, afirma el analista de Raiffeisenbank, Václav Franče.

”De acuerdo con los últimos datos de la Oficina de Estadísticas, el rendimiento de la economía checa se sitúa sólo un 1% por debajo de sus mejores resultados alcanzados antes de la crisis, en el último trimestre de 2008. Supongo que el nivel económico de antes de la crisis podría ser superado en el curso de los dos próximos trimestres”.

Foto: Svilen Milev / freeimages
El avance económico se debe en gran medida al crecimiento de la demanda desde el exterior, especialmente de Alemania. Durante el primer trimestre las exportaciones checas aumentaron en un 10%. Se registra igualmente un notable crecimiento de la demanda en el mercado interno, por ejemplo de automóviles y productos de consumo.

Gracias a estos resultados se logra reducir el índice de desempleo. Mientras que en enero pasado éste fue aproximadamente del 8%, en mayo bajó al 6,4%. Asimismo, durante el primer trimestre de 2014 los salarios aumentaron en un 3% interanual. Esto condujo a una mejoría del nivel de vida de los ciudadanos y a un mayor consumo, señala el ministro de Finanzas, Andrej Babiš.

”Estoy muy contento de que la economía nacional registre un desarrollo tan favorable. Esto confirma que los ciudadanos tienen confianza en los planes de inversión y de consumo de su Gobierno. Los ciudadanos dejaron de tener miedo a gastar y los empresarios dejaron de temer nuevas inversiones. Nuestra intención es mantener un presupuesto equilibrado y reducir el déficit. Insisto en que el mayor problema del Estado Checo es la recaudación tributaria. Impedir los fraudes impositivos es una de las tareas prioritarias de nuestro Gabinete”.

Andrej Babiš, foto: Filip Jandourek
Los gastos de los hogares checos subieron en un 1,5% en el primer trimestre de 2014. No obstante, los analistas advierten que el incremento de la demanda no garantizará la continuación del crecimiento económico. Lo fundamental para el sector serán las nuevas inversiones tanto de parte de la empresa privada como del Gobierno. En caso de emprender la República Checa ese camino, su economía podría registrar un aumento del 2% aproximadamente también durante los próximos años. Tal es la previsión del Ministerio de Finanzas y otras instituciones nacional, así como del Fondo Monetario Internacional.