La disidencia cubana y Václav Havel

Madeleine Albrigth y Václav Havel en EE.UU., Foto: CTK

El presidente checo, Václav Havel, escogió EE.UU. como destino para su último viaje oficial todavía como mandatario. En Washington se entrevistó con su homólogo George Bush, en Nueva York con Bill Clinton, Madeleine Albrigth y representantes de la comunidad judía.

Madeleine Albrigth y Václav Havel en EE.UU., Foto: CTK
El presidente checo, Václav Havel, escogió EE.UU. como destino para su último viaje oficial todavía como mandatario. En Washington se entrevistó con su homólogo George Bush, en Nueva York con Bill Clinton, Madeleine Albrigth y representantes de la comunidad judía. El broche de oro de la visita fue Miami, donde además de reunirse con los antiguos presos políticos del régimen de Fidel Castro se entrevistó con representantes de la disidencia cubana en el exilio. Pero eso no fue todo, el mandatario checo reiteró en la Universidad Internacional de Florida su apoyo a la nominación del disidente cubano Oswaldo Payá Sardiñas al Premio Nobel de la Paz. El líder de lo que se conoció como la "Revolución de Terciopelo" dejó a los cubanos tanto de la isla como del exilio un testamento político de solidaridad y de esperanza en su lucha por la defensa de los derechos humanos.

Autor: Federico Picado
audio