La cultura mexicana vive un año muy productivo en la RCH

r_2100x1400_radio_praha.png

Esta vez conversamos con el agregado cultural de la Embajada de México en Praga, Gerardo Ochoa-Sandy, sobre los eventos culturales mexicanos efectuados en la RCH y sobre la cultura checa en general.

Gerardo Ochoa-Sandy
Recientemente fue abierta en Praga una exposición del grabador mexicano José Guadalupe Posada, fallecido en 1913. ¿Crees que los checos se pueden identificar en cierto modo con su obra?

"Posada es un artista muy carismático que despierta mucho interés de inmediato. La exposición arranca con el trabajo publicitario de Posada, luego con su retrato de la sociedad acomodada económicamente en el siglo XIX y posteriormente retrató la sociedad pobre y la violencia social. Hay muchos accidentes, crímenes, choques de tranvías... Entonces creo que alguna de estas obras inspiró a uno de los visitantes quien dibujó a la manera de Posada en el libro de visitas un asesinato en el tranvía, pero en el tranvía de Praga. Otro más dibujó una calavera... Pues, creo va a ser muy interesante para los checos percibir cómo era la sociedad en ese tiempo en México".

Bueno, ¿qué otros eventos culturales mexicanos se han efectuado últimamente en la República Checa?

"Uno de los períodos más importantes en este año fue el verano cultural en el cual participó México tanto en la Cuadrinal de Escenografía, como con una compañía de danza, el Circo Contemporáneo, en el festival internacional. También se organizó un concierto de música clásica en la iglesia Santo Tomás en el barrio Malá Strana, también se organizó una exposición de arquitectos mexicanos contemporáneos y se participó en un festival de cine. Con 28 películas fue la retrospectiva más grande del cine sonoro mexicano en la República Checa y probablemente una de las más completas en Europa. Ahora continuamos con la exposición de Posada, entonces, creo que ha sido un año muy productivo en cuanto a las actividades culturales incluso con algún triunfo, porque el escenógrafo Jorge Vallinas, que participó en la Cuadrinal, ganó el tercer lugar de escenografía durante la competición".

¿Qué preparan para el futuro próximo?

"La próxima semana inauguraremos un otoño cultural en Brno que constará de dos charlas, una la dará el embajador, Federico Salas, sobre la situación de México de hoy, otra que daré yo, sobre una historia de México a través de literatura. Leeré fragmentos de novelas, poemas, etc. Y se efectuará un ciclo de cuatro películas, entre ellas figuran 'Sexo, pudor y lágrimas', 'Bajo California', 'Ciudades oscuras' y 'Seres humanos', películas que muestran diversidad de estilos, es como una muestra del cine de autor".

¿Se presentarán algunos artistas checos en México?

"Estamos en pláticas. Se firmó un convenio cultural con la visita del presidente Fox, ahora tenemos que llamar una reunión de 'comisión mixta' y ahí se define un plan de trabajo. Uno de los proyectos prioritarios es un intercambio de exposiciones del arte mexicano contemporáneo aquí en la República Checa y del arte checo contemporáneo en México. Espero que a principios de año se pueda tener un borrador del plan de trabajo, en el que se incluirán los proyectos de mayor alcance y pensaría que para el 2005 pudiéramos llevar a cabo una de las dos exposiciones".

En general, ¿qué crees que destaca en la cultura checa actual, qué podría atraer la atención de los mexicanos?

"Lo que se refiere a los artistas contemporáneos hay muchos que a mí en lo personal parecen de primera calidad. Citaré nombres que seguramente son obvios para muchos, como Ivan Kafka, David Cerný o Veronika Bromová, en fin, el abanico es muy amplio, pues, no quisiera extenderme para no dejar a nadie fuera. Creo que la vitalidad del arte contemporáneo checo es de calidad internacional en muchos casos. Así como el cine que también es muy importante. Creo que puede gustar tanto en México como en el extranjero".