Klaus: ONU debería posibilitar confrontación de opiniones sobre calentamiento global

Václav Klaus en Nueva York (Foto: CTK)

Como desdeñables calificó el presidente de la República, Václav Klaus, las consecuencias del calentamiento global durante su intervención en la conferencia de la ONU dedicada a este tema celebrada en Nueva York.

Václav Klaus en Nueva York (Foto: CTK)
En su discurso, el presidente checo puso en duda el hecho de que el calentamiento global tenga un impacto dramático, y rechazó las actuales "tesis especulativas" de que el hombre es el principal culpable de los cambios climáticos.

"A pesar de la imagen artificialmente creada sobre las consecuencias nefastas del calentamiento global, el aumento de las temperaturas en los últimos decenios fue mínimo, al igual que sus consecuencias sobre el planeta. La ONU debería organizar dos paneles intergubernamentales y publicar dos informes paralelos para posibilitar la confrontación de opiniones y para quitar el monopolio a un solo grupo de científicos. Esta es una de las condiciones fundamentales de un debate serio sobre la cuestión", dijo el presidente checo.

Václav Klaus insistió en la necesidad de dos plataformas antagónicas para garantizar la objetividad de los debates sobre el calentamiento global. Según afirmó, los políticos tienen la obligación de ocuparse del tema de manera muy responsable y no dejarse influir por determinadas tendencias contemporáneas. "Los políticos deberían darse cuenta de que son responsables por el futuro de sus naciones y de la humanidad", subrayó el mandatario checo.

Klaus pertenece al club de escépticos que no ponen en duda el calentamiento global, pero que rechazan que el hombre es el culpable. El presidente checo destacó en varias oportunidades que comparte la preocupación ante la degradación del medio ambiente. Simultáneamente advirtió ante la moda del medioambientalismo como ideología, calificándola como una amenaza para la libertad individual. "Los seguidores de esta ideología peligrosa tienen la ambición de reorganizar radicalmente el mundo", señaló Klaus.

El ministro del Medio Ambiente, Martin Bursík, señaló que las propuestas de Klaus parten de la incomprensión de la esencia del problema. Afirmó, sin embargo, que esperaba declaraciones más radicales de Klaus.

Por su parte, los expertos aseguran que el futuro de la Tierra no es nada alentador. Pronostican, por ejemplo, que a finales del siglo se derretirá completamente el hielo en el Polo Norte, lo que elevaría el nivel de los mares y océanos en hasta 60 centímetros. Aseguran que tales cambios climáticos, que afectarían a todos los continentes, dejan poco lugar a las dudas sobre la culpabilidad del ser humano en el tema del calentamiento global. Insisten en que el cambio climático es un fenómeno real que amenaza a la humanidad.