Ivan Gasparovic ganó elecciones presidenciales en Eslovaquia

Nuevo presidente eslovaco, Ivan Gasparovic, foto: CTK

Ivan Gasparovic, es el nuevo presidente de Eslovaquia. En segunda vuelta derrotó holgadamente a su antiguo jefe, el polémico ex primer ministro Vladimir Meciar.

Nuevo presidente eslovaco, Ivan Gasparovic, foto: CTK
El nuevo presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, obtuvo casi el 60 por ciento de los votos en la segunda vuelta de los comicios presidenciales de Eslovaquia a los que acudió menos del 44 por ciento de los electores.

Para el antiguo primer ministro Vladimir Meciar se trata de una de sus mayores derrotas, ya que la presidencia se la arrebató uno de sus ex compañeros de partido. Y que durante casi una década fuera su mano derecha.

Elegido para un mandato de cinco años, Ivan Gasparovic sucederá el 15 de junio al actual presidente Rudolf Schuster, descartado en la primera vuelta. A Gasparovic le tocará presidir los primeros años de Eslovaquia en la Unión Europea y en la OTAN. Eslovaquia se integró a la OTAN el pasado mes de marzo y se incorporará a la UE el próximo 1 de mayo.

Vladimir Meciar, foto: CTK
El presidente checo, Václav Klaus, quien realiza una visita oficial a China, dijo que deseaba muchos éxitos al nuevo presidente de Eslovaquia.

"Lo único que puedo decir en este momento es que deseo que la gestión del nuevo presidente beneficie las relaciones checo-eslovacas y eslovaco-checas".

El nuevo presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, anunció que su primera visita oficial será a Praga. Hasta 1993 checos y eslovacos integraron Checoslovaquia, ahora ambos países volverán a encontrarse en la Unión Europea.

A diferencia de Vladimír Meciar, el antiguo primer ministro conocido por su política autoritaria y de poco prestigio internacional, el presidente electo, Ivan Gasparovic, es prácticamente un desconocido en la política internacional, por lo que los analistas le pronostican una buena acogida en Europa.

No obstante, en Eslovaquia puede representar un dolor de cabeza para el primer ministro, el democráta cristiano Mikulas Dzurinda, con el que no comparte algunos capítulos de la evolución económica del país y de la gestión de su gobierno.