Hoteleros checos molestos por el boom de alojamiento barato

Photo: Jiří Roun, fotokartmen.cz

Los dueños de hoteles y pensiones checos se quejan del alojamiento barato Airbnb, que está viviendo un boom en Chequia. Los alquileres baratos de corto plazo ha crecido un 84% en el país centroeuropeo en comparación con el año pasado.

Foto ilustrativa: Jiří Roun
Más de 8.000 viviendas para alquiler de corto plazo ofrece hoy en Chequia la página web del mercado comunitario de viviendas Airnbnb.

Es casi el doble en comparación con el año pasado, aunque se trata solo de una pequeña parte de la oferta completa facilitada en todo el mundo por el intermediario, cuyo acrónimo quiere decir ‘air bed and breakfest’, o sea ‘colchón hinchable y desayuno’.

Como insinúa el nombre, la página web ayuda a los turistas a buscar alquiler de corto plazo en viviendas privadas, fuera del mercado clásico de hostelería.

Todos satisfechos, menos los hoteleros

Los huéspedes pueden disfrutar así de un alojamiento auténtico y barato, mientras que los dueños ganan dinero extra sin tener que contratar inquilinos de largo plazo. El Airbnb luego saca provecho de la comisión pagada por el cliente.

Václav Stárek, foto: Prokop Havel,  Radiodifusión Checa
Sin embargo, la aceleración con la que crece el mercado de este tipo de alojamiento por supuesto fastidia a los hoteleros clásicos, que están perdiendo la clientela.

Los dueños de hoteles y pensiones tildan el alojamiento Airbnb de competencia desleal, ya que dicho servicio no se ve obligado a pagar las tarifas y cumplir las escritas normas obligatorias para los establecimientos clásicos de alojamiento.

“No queremos eliminar ese fenómeno. Nos damos cuenta de que la gente lo está buscando. Pero este mercado debería someterse a una regulación, así como todo el sector de hostelería, porque de otra forma no somos capaces de competir con sus precios”, resaltó el presidente de la Asociación de Hoteleros, Václav Stárek.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio