Historia del fútbol checo

r_2100x1400_radio_praha.png

El fútbol hizo sus primeros pinitos en la Antiguedad, y en la Edad Media se desarrolló como juego popular. Hasta los indios de la época precolombina habían practicado juegos parecidos al fútbol e inventado la pelota de caucho que los conquistadores trajeron a Europa. El fútbol moderno nació a mediados del siglo 19 en Inglaterra. En las tierras checas el balompié aparece en los años 80 del siglo 19.

El fútbol, al igual que otras disciplinas deportivas que se propagaron desde Inglaterra, chocó en las tierras checas con las ideas conservadoras de los dirigentes de la organización de educación física, Sokol, que se aferraban a la práctica de la gimnasia.

Así las cosas, los primeros en jugar al fútbol en Bohemia fueron los alemanes praguenses del club Regatta Prag. El fútbol checo nació en 1885 cuando los miembros checos del Regatta Praga abandonaron sus filas y fundaron el International Rowing Club. Los aficionados al balompié solían jugar en Praga en una cancha ubicada en el llamado Prado del Emperador.

Sin embargo, el primer partido ante el público no se disputó en Praga sino en la ciudad de Roudnice, al norte de la capital checa. El 15 de agosto de 1892, en una isla del río Elba, el CAC Roudnice midió sus fuerzas con el equipo Sokol, ganando por 1 a 0.

En 1893 se jugó al fútbol en la localidad de Loucen, en el feudo del conde Thurn-Taxis.Su hijo Erich, que había conocido el balompié en Inglaterra, trajo del Reino Unido a tres ingleses y con los aficionados locales formó el equipo del palacio de Loucen, que desde entonces practicó el nuevo juego con extraordinario afán.

Por su amor hacia el balón, la mayoría de los aficionados al fútbol eran ferozmente perseguidos y castigados con saña por los profesores. Sin embargo, ni prohibiciones ni sanciones lograron obstaculizar la propagación del popular juego.

En 1895 surgen casi simultáneamente dos clubes checos que ocuparían un destacado lugar en el fútbol mundial: el Sparta y el Slavia.

Al principio era más activo y exitoso el club Slavia, aunque el primer derby Sparta- Slavia, disputado el 29 de marzo de 1896, terminó con su derrota. No obstante, por iniciativa del Slavia se disputó el 8 de enero de 1899 en Praga el primer encuentro internacional de fútbol de las tierras checas, en el que el club checo midió sus fuerzas con el equipo de Berlín.

Dos meses después, los futbolistas checos viajaron por primera vez a Viena. Al estadio en el parque vienés Prater acudieron el 12 de marzo de 1899 varios miles de espectadores. El encuentro, en el que en las filas del conjunto vienés se alinearon siete ingleses, terminó con el empate a dos goles.

Praga recibió al primer once inglés el 28 de marzo de 1899. El equipo de Oxford derrotó en esa oportunidad al Sparta por tres a cero, pero el público aplaudió al equipo de casa por su buen rendimiento.

Al partido asistieron varios miles de espectadores, y entre ellos la flor y nata de la sociedad praguense, como el virrey conde Coudenhove, el arzobispo de Praga, el conde Schonborn, el príncipe Lobkovic y el alcalde capitalino, Dr.Podlipný, que recibió al conjunto inglés en el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Praga.

Los contactos internacionales de los futbolistas checos se fueron incrementando. En 1900, el Slavia de Praga viajó a Viena y Budapest y en la capital checa jugaron por primera vez los futbolistas suizos del FC Zúrich y el club danés Akademick Boldclub Copenhague.

En 1901 vinieron a Praga una vez más los ingleses, esta vez con el equipo profesional de Southampton. Los ingleses derrotaron a la selección de Praga y Viena por 6 a 1 y al Slavia por 3 a 0. El guardameta del conjunto inglés, Robinson, que durante el encuentro no había tenido muchas oportunidades de lucir sus habilidades, se quedó en la cancha una vez terminado el juego para mostrar al asombrado público su destreza en coger balones bajos con una zambullida.

Hace cien años, el 19 de octubre de 1901, fue fundada la Unión Checa de Fútbol, culminando de esta manera los esfuerzos de crear una organización nacional que se encargase de fomentar el desarrollo del fútbol checo.

Entretanto, el fútbol internacional continuó su auge y los equipos de toda Europa se dieron a viajar.Y ya en 1902 jugaron en Praga alemanes, austríacos, húngaros, suizos, ingleses, daneses y holandeses.

En 1904 fue fundada en París la Federación Internacional de Fútbol -la FIFA. Quizás les interese saber, amigos, que a la histórica reunión asistieron también representantes del club español Madrid FC. En aquel mismo año solicitó su admisión en la FIFA también la Unión Checa de Fútbol. Al parecer, la solicitud se extravió y de esta manera los checos fueron admitidos en la FIFA tan sólo en 1906, en calidad de miembro interino.

Ello reflejaba la situación imperante en las tierras checas, que en aquella época formaban parte del Imperio Austro-Húngaro. La Unión Checa de Fútbol no era, por lo tanto, una organización de un Estado independiente. Basándose en este argumento, los representantes austríacos y alemanes cuestionaron la solicitud de la Unión Checa de Fútbol, que obtuvo sólo el estatuto de miembro interino de la FIFA.

La Unión Checa de Fútbol se convirtió en miembro de pleno derecho de la FIFA en 1907, pero no fue por mucho tiempo. El siguiente congreso se celebró en 1908 en Viena y los austríacos aprovecharon la circunstancia de ser anfitriones para imponer el principio de que Austria-Hungría debía ser representada tan sólo por una Unión de fútbol- la austríaca-, y los checos fueron expulsados de la FIFA.

En 1914 estalló la Primera Guerra Mundial que cambió el mapa político de Europa y también el futbolístico. En 1918 surgió la Checoslovaquia independiente y el fútbol checoslovaco fue admitido en la FIFA en su congreso celebrado en 1923 en Ginebra, juntamente con Brasil, Egipto, Yugoslavia, Polonia, Uruguay y Turquía.