serie

3) El topo Krtek nació gracias a un tropezón

El topo Krtek de Zdeněk Miler, foto: Barbora Němcová

El topo Krtek, creado por Zdeněk Miler, es uno de los dibujos animados checos más conocidos a nivel mundial. Su fama llegó incluso hasta el espacio.

Foto: ČT24

Las aventuras de la simpática figura del topo Krtek han marcado la infancia de millones de niños en todo el mundo. Este fenómeno de dibujos animados, que forma parte del patrimonio cultural checo, llegó a las pantallas gracias al ilustrador y cineasta Zdeněk Miler. Este artista, oriundo de la ciudad de Kladno, inicialmente no planeó dedicarse al arte. Convencido por su maestro del colegio, finalmente ingresó en la Escuela de Artes Aplicadas en Praga (UMPRUM), indicó para Radio Praga Internacional la historiadora Irena Veverková.

Irena Veverková,  foto: Jakub Říšský,  ČRo

“Comenzó sus estudios durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras hacía trabajos forzados en un estudio cinematográfico en la ciudad de Zlín, donde permaneció hasta el final de la contienda. Trabajó en la película 'Cuento de los carteros' de Karel Čapek, pero no la terminó debido a la ocupación del estudio por los alemanes, quienes los obligaron a trabajar con las figuras que habían traído desde Alemania”.

En 1945, Zdeněk Miler continuó con sus estudios y fue contratado en el exitoso estudio de cine Bratři v triku, dirigido por el renombrado ilustrador y director de cine de animación Jiří Trnka. El célebre logo del estudio, protagonizado por tres muchachos con camisetas de rayas, es la labor creativa de Zdeněk Miler. Su primera película fue 'Un millonario que ha robado el sol', una adaptación en blanco y negro del cuento del poeta checo Jiří Wolker, inspirada en el ambiente de la ciudad de Kladno. La película fue premiada en el Festival Internacional del Cine de Venezia.

El joven ilustrador fue encargado de crear una película de animación dedicada al tema de la producción de ropa. Para entretener al público joven, sabía que el protagonista tenía que proceder del mundo animal, explica la historiadora.

El topo Krtek de Zdeněk Miler,  foto: Barbora Němcová

“No obstante, Walt Disney ya había presentado en sus películas casi todos los animales y Miler quería una criatura original. Un día tropezó en un bosque con una topera, se cayó y se le ocurrió que podría ser un topo. Cuando consultó la enciclopedia 'La Vida de los Animales' de Alfred Brehm, se enteró de que era el animal más feo de todos y, además, era ciego”.

Un lenguaje comprensible en todo el mundo

Zdeněk Miler,  foto: ČT

Esta desfavorable característica no disuadió al artista. Durante varias semanas, pasaba ocho horas diarias desarrollando a su protagonista, que resultó todo menos feo; su ternura ha cautivado a muchas generaciones. No obstante, en el primer episodio llamado 'Cómo Topito consiguió sus pantalones' el protagonista no tiene el mismo aspecto que en otros; su hocico y su cola son más largos. En los siguientes episodios, el topo perdió la cola y le crecieron tres pelos en la cabeza. Su lenguaje, conformado más bien por interjecciones, es comprensible para los niños del mundo entero, prosigue Veverková.

“De esta forma no fue necesario traducirlo a idiomas extranjeros. El topo sabe solamente reírse, llorar y extrañarse. Cuando las hijas de Zdeněk Miler eran pequeñas, las llevó al estudio donde grabaron la voz de Krtek”.

Krtek advierte ante los problemas globales

'Jak krtek ke kalhotkám přišel',  foto: ČT

En sus 49 episodios, realizados entre los años 1957 y 2002, Krtek ha experimentado un sinfín de aventuras. Desempeñó oficios de jardinero, pintor, relojero, fotógrafo y químico, entre otros. Además, apercibió sobre varios problemas globales. En el episodio 'El topo Krtek en la ciudad' enfrenta con sus amigos una serie de obstáculos provocados por la construcción de una metrópoli que acaba con la naturaleza. Por su parte, en otro episodio resiste a un jardinero que intenta matarlo como un animal dañino. El aspecto educativo se muestra también en el episodio 'Krtek y la ranita' donde muestra los peligros del tráfico que acechan en las carreteras. Para crear algunos episodios, Zdeněk Miler estuvo en ocasiones trabajando hasta 18 horas diarias.

El topo Krtek  (O krtkovi),  foto: ČT

“Una película animada de 5 o 7 minutos de duración toma aproximadamente tres meses de duro trabajo. Un paso de Krtek requiere aproximadamente cinco dibujos de movimiento en varias fases”, indicó la historiadora

En su momento, Zdeněk Miler consideró que hubo suficientes episodios de Krtek y decidió dar vida a otras figuras animadas. Nacieron las historias sobre un cachorro y un grillo. No obstante, nunca han conseguido tanta fama como el mamífero subterráneo, afirma Veverková.

“Todos pedían al topo. Es una figura muy tierna y cálida. La hermana de Zdeněk Miler me dijo que el topo Krtek tiene el carácter de su hermano”.

Zdeněk Miler,  foto: ČT

Irena Veverková tuvo la oportunidad de conocer a Zdeněk Miler en persona, cuando lo visitó en el hospital, y coincide con esta característica.

“Era un señor enormemente amable y modesto. Habló sobre su trabajo de una forma muy bonita. Recuerdo que le dije que era un pintor muy famoso y el me corrigió: No soy pintor, sino dibujante. Conversó conmigo amablemente y respondió todas mis preguntas. Desafortunadamente, esto pasó en abril de 2011 y falleció antes de que se publicara el artículo, que estuve preparando con motivo de sus 90 cumpleaños”.

El topo Krtek viaja al espacio

Indira Feustel y Andrew Feustel con el topo Krtek,  foto: Filip Jandourek,  ČRo

En abril de 2011, el topo Krtek se convirtió en el segundo checo en la historia en haber viajado al espacio. El astronauta estadounidense Andrew Feustel, cuya esposa tiene raíces checas, llevó un peluche de Krtek como su mascota a la misión en la aeronave Endeavour. Krtek regresó a la órbita en marzo de 2018 con el mismo astronauta y durante medio año formó parte de la tripulación de la aeronave Soyuz. El héroe animado emprendió asimismo un viaje alrededor del mundo: con los viajeros checos Pavel Zrzavý y Martina recorrió un total de 22 países.

La lucha por Krtek

Karolína Milerová,  foto: Kukyky / Wikimedia Commons,  CC BY-SA 4.0

Después de la muerte del Zdeněk Miler, se inició un pleito sobre la licencia de la marca del topo Krtek entre su nieta, Karolína Milerová, y la administradora de su herencia, Milena Fischerová. A base del acuerdo que había pactado con su abuelo dos meses antes de su muerte, la nieta otorgaba permisos para la fabricación de objetos vinculados con la figura animada. Mientras tanto, contrató con la televisión china CCTV el rodaje de nuevos episodios bajo el nombre 'El Topo y la Panda' que fueron creados con tecnologías 3D. El pleito terminó en 2019 con el veredicto del Tribunal Municipal de Praga que señaló la licencia de la nieta como inválida por ser imprecisa. De acuerdo con la estimación de los editores checos,  el topo Krtek había hecho ganar a su autor más de 7 millones de euros y cada año la cifra aumenta en cientos miles de euros.

Con motivo del 100 aniversario de su nacimiento, el palacete de la ciudad de Kladno inauguró recientemente una exhibición permanente en memoria de Zdeněk Miler. Debajo del techo de la sala de exhibiciones flotan numerosas nubes. La vicealcaldesa de Kladno, Petra Melčová, explicó el motivo de esta decoración, que se encuentra junto con más detalles en el libro 'Zdeněk Miler (no solamente) Krtek'.

'El Topo y la Panda'  (Krtek a Panda),  foto: China Central Television  (CCTV)

“Hay mucha información interesante vinculada con la vida de Zdeněk Miler. Guarda sus pensamientos un poco secretos, sueños y deseos que había revelado a la administradora de la muestra y la autora del libro Pavla Slancová. Las nubes que flotan debajo del techo representan los recuerdos de su abuela, cuando Miler era pequeño. Su abuela lo tenía en sus rodillas, se sentaban al lado de la ventana y observaban las nubes. Su abuela impulsaba su fantasía según las nubes cambiaban y en base a esto, Miler empezó a crear películas de animación”.

Zdeněk Miler creó más de setenta películas de animación. En 2006 fue condecorado con la Medalla al Mérito de primer grado, la máxima distinción estatal. El artista falleció a los noventa años de edad el 30 de noviembre de 2011 en la localidad de Nová Ves pod Pleší.