Hay demasiadas señales de tráfico en las carreteras checas

Foto: Olga Štrejbarová, ČRo

En las carreteras de la República Checa hay más señales de tráfico de las que son necesarias, según indica la Policía.

Foto: Olga Štrejbarová, ČRo
En la Republica Checa sobran señales de tráfico. Esta es la opinión de la Policía, que lleva cuatro años enviando peticiones a distintas administraciones para proceder a la retirada de las señales sobrantes.

Sin embargo, eliminarlas implica ciertas tareas burocráticas, pues solo el administrador correspondiente de cada carretera tiene derecho a hacerlo. Así lo explica la portavoz del Ministerio de Transporte, Lenka Rezková.

“La colocación de señales de tráfico concretas la tienen a su cargo principalmente los municipios y las regiones. Las administraciones regionales se encargan de las señales en las carreteras de primera clase y los municipios en las de segunda y tercera clase“.

Pero las quejas llegan también de los propios conductores y del Automóvil Club Central de la República Checa, que advierte de que en las carreteras sobran unas 30.000 señales. Sobre ello habló para la Radiodifusión Checa el experto en temas viales de este organismo, Igor Sirota, quien advierte de que poner demasiadas señales referentes a la velocidad en un tramo corto puede ser contraproducente.

Foto: Filip Jandourek, ČRo
“Algunas señales están tan seguidas una detrás de otra que alguien podría frenar bruscamente al verlas y sería peligroso“.

Sirota añade que a altas velocidades, las personas tienen un límite en el número de avisos a los que pueden prestar atención, por lo que no es apropiado tener señales que no sean estrictamente necesarias.

Por su parte, la Policía solo puede informar de aquellas señales que sobran, pero retirarlas no entra dentro de sus competencias, como indica Sabina Burdová, ingeniera de transporte de la presidencia policial,

“La Policía solo puede trasladar su postura a los organismos correspondientes, pero ellos no están obligados a compartir nuestro punto de vista“.

Por lo tanto, tendrán que ser las propias administraciones locales las que discutan qué señales no cumplen una función necesaria.

palabra clave:
audio