Gross y Topolánek protagonizaron "un duelo de titanes" en la TV

Stanislav Gross y Mirek Topolánek

El primer ministro checo, Stanislav Gross y su mayor rival, el líder del oposicionista Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, se enfrentaron en "un duelo de titanes" en un debate televisado.

El escándalo de las escuchas sigue caldeando los ánimos en el escenario político checo. En el habitual debate de fin de semana de la televisión Nova participaron los mayores rivales políticos del pais: el primer ministro Stanislav Gross y el lider de la oposición Mirek Topolánek.

Tomando en cuenta que se trató probablemente del último debate televisado antes de las elecciones senatoriales y regionales del próximo mes, ambos políticos aprovecharon cada minuto para demostrar por qué su partdio ha de ganar los próximos comicios.

La oposición critica al oficialismo por el supuesto mal trabajo del Cuerpo de Policía y del presidente del mismo, al que se achaca el aumento de las escuchas de políticos. El Partido Cívico Democrático, y ahora también el presidente de la república, Václav Klaus, piden la cabeza del presidente de la policía, Jirí Kolár.

Jirí Kolár, detrás Ivan Langer (Foto: CTK)
"El presidente de la república tiene el derecho de expresarse sobre lo que quiera; otra cosa es si el presidente de la polícia dimite o no, pero por el momento de seguro que no" expresó el primer ministro Stanislav Gross respaldando a Kolar.

Dentro del escándalo de las escuchas salió a relucir que el presidente de la república fue también indirectamente escuchado, por lo que la Oficina presidencial inició una investigación al respecto, y en caso de confirmarse escuchas fuera del marco de la ley "rodarán cabezas" indicaron personeros de dicha oficina.

Entretanto, la oposición repele los ataques oficialistas en torno a un escándalo de corrupción en el que personas cercanas al Partido Cívico Democrático trataron supuestamente de sobornar a un diputado de la coalición gubernamental.