Gobierno planea reducir los subsidios de desempleo

El Gobierno checo prepara una reducción radical de los subsidios de desempleo. Se prevé que se tratará de los mayores cambios en el sistema de subsidios sociales en los últimos diez años.

El Gabinete de centro-derecha decidió adoptar severas medidas para impedir que los ciudadanos abusen de los subsidios sociales. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Necas, preparó un proyecto de enmienda al sistema, el cual quiere incluir en el paquete gubernamental de reformas del sistema tributario y otros, a ser presentado próximamente a la Cámara Baja.

El Estado será mucho menos beneficioso para con las personas que no quieran trabajar. Un ciudadano que esté cesante más de un año recibirá al cabo de ese año un subsidio social equivalente al mínimo de vida. En caso de que la persona cesante viva sola, el subsidio representaría 2.020 coronas mensuales, o sea unos 71 euros. Una familia con dos hijos donde ambos padres estén sin trabajo más de un año, recibiría 7.240 coronas mensuales, o sea, unos 253 euros.

El economista Tomás Sedlácek sostiene que semejantes medidas son indispensables en el marco de la reforma económica y para reducir el déficit de las finanzas públicas.

"La República Checa registra actualmente un marcado crecimiento económico. No obstante, si el Gobierno no procede pronto a una radical reforma económica, las ganancias reunidas podrían ir desvaneciéndose rápidamente y las arcas estatales se encontrarían en crisis".

El ministro Necas está convencido que la reducción de los subsidios de desempleo obligará a las personas a una mayor actividad en la búsqueda de trabajo. Según experiencia de las Oficinas de Trabajo, en vista de que actualmente los subsidios de desempleo son relativamente altos, muchos ciudadanos prefieren estar cesantes.

Aunque la oposición admite la necesidad de motivar de alguna manera a las personas para que sean más activas a la hora de buscar trabajo, varios diputados socialdemócratas adelantaron que no apoyarán el proyecto en caso de que éste sea presentado a votación en la Cámara Baja junto con el proyecto de reforma del sistema tributario.

Un sistema de subsidios sociales reducidos para las personas desempleadas más de un año fue aplicado en el año 2005 en Alemania. Desde entonces el desempleo en ese país se redujo del 10,5 al 9,2 por ciento. Según datos oficiales, en la República Checa más de 204 mil personas suelen estar sin trabajo más de un año. Más de la mitad de los cesantes son personas menores de cuarenta años.