Gobierno planea proteger más a los niños ante el maltrato

Mirek Topolánek (Foto: CTK)

El Gobierno checo planea adoptar medidas que garanticen una mayor protección de los niños ante el maltrato. El recientemente descubierto caso de Klára Mauerová provocó amplios debates sobre casos de maltrato de niños en la República Checa.

Foto: CTK
Mauerová, de treinta años de edad, durante largo tiempo maltrataba a su hijo menor, encerrándole desnudo y atado en el sótano de su casa. Después de que la Policía detuviera a Mauerová, sus dos hijos y su hija adoptiva ingresaron en un centro infantil del que, no obstante, la hija adoptiva desapareció y hasta el presente no se tiene pista alguna sobre su paradero.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
Mientras la opinión pública está conmocionada por el caso y especula acerca de una posible afiliación de Klára Mauerová a una secta religiosa, el Gobierno decidió adoptar nuevas medidas para proteger más a los niños. "No podemos permanecer indiferentes ante casos de maltrato de los ciudadanos más inermes que son los niños y los ancianos. Es nuestro deber protegerlos", destacó el primer ministro Mirek Topolánek, en un artículo publicado este lunes por el diario Mladá Fronta Dnes.

El Gobierno quiere mejorar el nivel de la supervisión de las instituciones públicas sociales por los niños. "No se trata de controlar a todas las familias con hijos, sino de reaccionar a tiempo frente a cualquier indicio de maltrato", explica Marián Hosek, vice ministro de Trabajo y Asuntos Sociales.

"En el caso de la familia Mauer justamente, podemos decir que en cierta medida fallaron las instituciones sociales, así como los médicos y el centro escolar en el que los niños Mauer, que estudiaban en casa, rendían los exámenes para comprobar el nivel de sus conocimientos. Pero no existían indicios de que algo funcionara mal en esa familia", recalcó Marián Hosek.

Anna Sabatová, ex funcionaria de la Oficina del Protector del Pueblo, admitió conocer a la familia Mauer. Les ayudó con los trámites de adopción de la hija Anna, actualmente desaparecida. Según Sabatová, nada indicaba que la señora Mauer maltratara a sus hijos.

"Todos disponemos de cierta información con la que trabajamos. Gracias a los conocimientos y experiencia que tenemos, llegamos a analizar esa información y llegamos a determinadas conclusiones. En este caso todo me había parecido normal por lo que traté de ayudarles", dijo Sabatová.

Según datos oficiales, en la República Checa son maltratados unos 40 mil niños. Los especialistas admiten que pueden ser muchos más, porque semejantes casos son difíciles de descubrir debido a que los niños son maltratados mayormente en casa por sus propios padres. Anualmente fallecen en este país unos cincuenta niños a causa del maltrato. Por otra parte, sigue sin existir una institución especial para la protección de las víctimas infantiles.

Persiguiendo una mayor protección de los niños, el Gobierno está decidido a promover cambios radicales. Se prepara por ejemplo una reforma de la asistencia social y la creación de una Oficina nacional para el empleo y la administración social que se encargaría de la protección socio-jurídica de los niños. En el sector de la salud, por su parte, se planea una pronta introducción de un reglamento interno que instará a los médicos a informar de inmediato a las instituciones sociales oficiales en caso de cualquier sospecha de maltrato de niños.