Fiala: “Me da esperanzas la reacción del mundo democrático. Ucrania cuenta cada vez con más armamento”

Refugiados ucranianos

Chequia sigue volcada en su apoyo a Ucrania frente a la invasión rusa, tanto suministrándole armas para defenderse, como en la ayuda a las víctimas y los miles de refugiados que no dejan de salir de su país cada día. Decenas de checos han pedido incluso autorización a Miloš Zeman para ir a luchar a Ucrania.

Petr Fiala | Foto: Michal Krumphanzl,  ČTK

El primer ministro checo, Petr Fiala, pasó en la noche del martes por la Televisión Checa para valorar la situación en Ucrania y dar un mensaje de seguridad a la nación. Por el momento no existen señales de amenaza por parte de Rusia, subrayó. El armamento nuclear ruso es usado por Vladímir Putin para amenazar e inquietar al mundo dentro de su guerra psicológica.

Fiala, por el contrario, destacó los motivos que ve para la esperanza en este oscuro periodo de la historia europea.

Vladímir Putin | Foto:  Oficina presidencial de Rusia,  Wikimedia Commons,  CC BY 4.0

“Muchas cosas me dan esperanzas, como la reacción decidida de todo el mundo democrático. En los últimos años, hemos visto inseguridad y dudas después de cada acto de agresión de Rusia, había países que intentaban llegar a un acuerdo, pero ahora la reacción ha sido inequívoca y espontánea. También me da esperanza, aunque es terrible, la increíble valentía del pueblo ucraniano, que lucha con todas sus fuerzas contra la agresión rusa, y creo que esto Vladímir Putin seguro que no se lo esperaba”.

En particular, para la República Checa, su mayor motivo de esperanza son sus aliados, subrayó el primer ministro checo.

Foto ilustrativa: Nicolas Raymond,  Flickr,  CC BY 2.0

“Somos miembros de la OTAN y de la Unión Europea, y esto es lo que nos protege. Esto hace que, incluso en estas horas en las que a nuestro lado se está produciendo una guerra, la República Checa puede sentirse segura. Esto es importante y, por supuesto, también da esperanzas”.

Fiala considera que la OTAN no puede intervenir directamente en el conflicto porque eso desencadenaría una guerra mundial. Sin embargo, Ucrania cada vez cuenta con mayor apoyo internacional de países que le suministran armamento. Entre ellos ha estado desde el principio Chequia. El último envío lo acordó con Volodímir Zelenski este mismo sábado, explicó Fiala.

Volodímir Zelenski | Foto: Efrem Lukatsky,  ČTK/AP Photo

“Él me pidió ayuda, me pidió una entrega concreta de armas. Yo tuve que comprobar si disponíamos de ellas, así que durante la noche del sábado hablamos dos veces, porque luego le comuniqué la buena noticia de que estábamos en condiciones de hacer el envío. No puedo especificar el qué exactamente, pero luego, al día siguiente, el primer ministro ucraniano me lo agradeció mucho y me pidió si podíamos hacer la entrega en cuestión de horas, porque para ellos es cuestión de horas si logran defenderse, necesitan las armas inmediatamente. Es importante que, ya que estamos cerca y bastantes cosas son compatibles, podemos reaccionar con rapidez”.

Destaca Fiala que cuanto más tiempo logre Ucrania defenderse, más posibilidades habrá de que Putin no sea capaz de imponer su dominio a largo plazo en el país.

Más de 12 millones de euros de donaciones al Ejército ucraniano

Yevhen Perebyinis | Foto: Michal Krumphanzl,  ČTK

La ayuda checa a Ucrania llega por muchas vías. Una colecta para el Ejército ucraniano de la embajada de ese país, ha reunido más de 12 millones de euros en donaciones de particulares, empresas y organizaciones desde el sábado. El embajador ucraniano en Praga, Yevhen Perebyinis, informó que todo el dinero se empleará en comprar material militar de fabricantes checos. Este miércoles ya gastó más de siete millones en la adquisición y envío inmediato a Ucrania de armamento y aseguró que a lo largo del día realizaría una nueva compra.

Perebyinis también destacó que más de un centenar de checos han declarado su intención de ir a luchar a Ucrania contra la invasión, algo que, de hecho, está prohibido por la ley checa. Sin embargo, al propio Castillo de Praga, sede de la presidencia, han llegado solicitudes de autorización especial para ello y el presidente checo, Miloš Zeman, no se ha mostrado en contra, como informó su portavoz, Jiří Ovčáček.

Embajada de Rusia en Chequia | Foto: Krokodyl,  Wikimedia Commons,  CC BY 3.0

Yevhen Perebyinis agradeció en la Radio Checa a la sociedad del país y a sus representantes por las innumerables muestras de apoyo, tanto político como material, que se producen sin cesar. Una de ellas, propuesta por el Ayuntamiento de Praga 6, de renombrar la calle en la que se encuentra la Embajada de Rusia en Chequia para pasar a llamarse calle de los Héroes de Ucrania.

Serguéi Lavrov | Foto: ČTK/AP Photo

“No sé si puedo apoyarlo o no, aunque seguro que lo considero un paso muy positivo. Pero no porque ahí esté la embajada rusa, a mí me da igual la dirección en la que esté. Creo que Rusia no debería tener embajadas porque creo que el tiempo en el que Rusia tenía diplomáticos quedó atrás. Rusia no tiene diplomáticos, porque después de que el ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov apoyara la agresión y el asesinato de ucranianos, ya se puede cerrar el Ministerio de Asuntos Exteriores. Es una sucursal del Ministerio de Defensa”.

A la República Checa han llegado ya más 20 000 refugiados ucranianos, que se están encontrando con unas facilidades inauditas para quienes en los últimos años han escapado de otros conflictos en el mundo, empezando por un visado y un permiso de trabajo, además de una espontánea oleada de solidaridad generalizada.

Concierto benéfico organizado por la Televisión Checa | Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

Para ellos ha abierto este miércoles la República Checa dos nuevas oficinas consulares especiales en la ciudad eslovaca de Košice y en la polaca de Przemyśl, ambas cerca de la frontera ucraniana.

En el centro de Praga, un multitudinario concierto benéfico organizado por la Televisión Checa recaudó casi un millón de euros este martes solo en mensajes de texto con donaciones. En total, tras más de tres horas de actuaciones de grupos como Mig 21, Chinaski o Pražský výběr, se reunieron más de seis millones de euros que fueron a parar a la colecta que tiene abierta la ONG People in Need.