Extranjeros se amotinan en un centro de retención en Chequia

El centro de retención de Balková, foto: ČTK

Un grupo de extranjeros se amotinó este lunes en el centro de retención de Balková, cerca de la ciudad de Pilsen. La revuelta fue de tales dimensiones que tuvo que intervenir una unidad antidisturbios. Nadie resultó herido y todo ha vuelto a la calma.

El centro de retención de Balková, foto: ČTK
La noticia de que uno de retenidos en el centro para extranjeros de Balková sería deportado corrió como la pólvora. El lunes al mediodía dos ciudadanos de Nigeria iniciaron una revuelta en la que participaron en total unas 15 personas.

Los amotinados trataron de impedir la extradición de uno de sus compañeros. Se encerraron en una habitación, destruyeron gran parte de los muebles y se negaron a salir por las buenas del lugar.

De acuerdo con la portavoz de la Policía de Extranjería Kateřina Rendlová. “Uno de los extranjeros retenidos tendrá que volver muy pronto a sus país de origen, pero él simplemente no quiere”.

El centro de retención de Balková, foto: ČT
El personal del centro de retención de extranjeros no fue capaz de dominar la revuelta y optó por llamar refuerzos. La violencia de los amotinados fue en aumento, pero la rápida intervención de una unidad antidisturbios consiguió devolver la calma al lugar y nadie resultó herido, según indicaron fuentes policiales.

El ministro del Interior, Milan Chovanec, exigió una investigación profunda de lo ocurrido y pedirá que se paguen los daños causados en las instalaciones.

Milan Chovanec, foto: ČT
El centro de retención de extranjero de Balková tiene una capacidad para 200 internos, pero en la actualidad alberga a menos de 60 personas.

Desde el estallido de la crisis migratoria, la República Checa no ha sido destino final de los inmigrantes, ha funcionado más bien como lugar de tránsito.

Chequia se ha sumado a los otros tres países del Grupo de Visegrád, Polonia, Hungría y Eslovaquia, que rechazan las cuotas de inmigrantes propuestas por la Comisión Europea.

El centro de retención de Balková, foto: ČT
Praga insiste en que se ha de ayudar directamente en los países afectados y evitar el éxodo de personas al Viejo Continente.

El centro de retención se encuentra al norte de la ciudad de Pilsen. La primera información sobre la aldea de Balková es del año 1253. En 1921 viven en el lugar 7 checos y 82 alemanes. Después de 1945 se convierte en una especie de aldea fantasma y no es hasta 2007 cuando de manera temporal vuelve la vida al lugar gracias a la construcción de un centro de adiestramiento de la Policía.