Exposición dedicada a la época barroca

r_2100x1400_radio_praha.png

El Museo Municipal de Praga cuenta con una nueva exposición dedicada a la época barroca.

En la muestra llama la atención, por ejemplo, el modelo en madera de la estatua de San Ignacio, de Ferdinand Maxmilián Brokoff. La obra plástica en piedra, instalada en el puente de Carlos, en Praga, se la llevó la inundación de 1890. La estatua existe por lo tanto en su forma original tan sólo como el modelo del Museo Municipal.

conventos, iglesias, casas burguesas, palacios de la nobleza así como las fortificaciones de la ciudad; el barroco además imprimió indeleblemente sus características en la fisonomía de la ciudad de Praga.

Entretanto, el período del auge de la Iglesia Católica en la época barroca está documentado en la exposición del Museo Municipal por custodias, relicarios y cálices. Muchas imágenes y esculturas testimonian que el barroco se entregaba al culto mariano y que el santo más predilecto era S.Juan Nepomuceno.

A pesar del surgimiento de las primeras manufacturas, de las actividades productivas se encargaban los gremios. Su existencia está documentada en la muestra por rótulos de los oficios, escudos fúnebres y cajas donde determinados gremios guardaban sus caudales.

La exposición ilustra también cómo los praguenses adoraban la música y el teatro, gozando de la máxima popularidad óperas barrocas, escenificadas por compañías itinerantes italianas e inglesas. El gran número de espectáculos impuso el surgimiento de salas y edificios teatrales.

En la segunda mitad del siglo 18 Praga fue afectada por la guerra de los siete años. Los grabados de la época testimonian el bombardeo de la ciudad por las tropas prusianas y la matanza de caballos para los que no había pienso. La nueva exposición del Museo Municipal de Praga los espera, amigos.