Éxodo masivo de gitanos checos a Canadá preocupa al Gobierno

r_2100x1400_radio_praha.png

Una nueva ola de inmigración de gitanos checos a Canadá podría ocasionar que ese país restablezca los visados para los ciudadanos checos.

Canadá anunció que este año registra un aumento de solicitudes de asilo por parte de ciudadanos checos, en su aplastante mayoría gitanos. Hasta la fecha, el número de solicitudes es de 466. La cuota máxima anual, acordada entre la República Checa y Canadá, es de 500, lo que justifica los temores del Gobierno checo de que la cifra pronto supere el límite acordado y Ottawa recurra al restablecimiento de visados.

El Gobierno checo pretende iniciar conversaciones con Canadá sobre el tema. Según el primer ministro, Mirek Topolánek, se trata de convencer a las autoridades de ese país que en la República Checa se respetan los derechos humanos.

“He encargado a los ministros del Interior y de Asuntos de las Minorías Étnicas, Ivan Langer y Džamila Stehlíková, que se ocupen del tema. Consideramos inaceptable que los solicitantes de asilo argumenten que en el país se violan los derechos humanos. La República Checa, como Canadá, respeta los derechos de las minorías étnicas”, sostuvo Topolánek.

Džamila Stehlíková
El ministro del Interior, Ivan Langer, tildó de irresponsable la actitud de los gitanos que, según destacó, podría perjudicar al resto de la sociedad checa. Según su opinión, la motivación de los gitanos es puramente económica. Canadá se comporta generosamente con los solicitantes de asilo. Les paga la vivienda, les entrega subsidios y les permite trabajar.

La primera ola de inmigración de gitanos checos a Canadá se produjo en 1997, a raíz de un reportaje televisivo que describía la vida sin problemas de una familia checa de esa etnia en Canadá. La ola de inmigración desatada en ese período fue tan masiva que obligó a la administración canadiense a introducir la obligatoriedad de visados para los ciudadanos checos.

Recién en 2007 Canadá abolió los visados con la República Checa bajo la condición de que la situación de 1997 no se repita.