Éxodo en el democristiano Partido Popular

Miroslav Kalousek, foto: ČTK

Cinco diputados y una senadora por el democristiano Partido Popular (KDU-ČSL) han abandonado las filas de esa agrupación política. La mayoría de ellos se afiliarán al nuevo partido político TOP 09, que será presentado este jueves por el ex ministro de Hacienda, Miroslav Kalousek.

Miroslav Kalousek, foto: ČTK
Los democristianos sufrieron un duro golpe, al perder cinco de los 13 diputados en el Parlamento checo. Miroslav Kalousek explicó que el éxodo masivo de miembros se debe a la creciente tendencia izquierdista de esa agrupación política.

“El democristiano Partido Popular decidió hacer una política igualitaria de izquierda con profundos rasgos socialistas. Esa política no la puedo apoyar. El socialismo puede tener éxito en este país, eso sí, pero allí no están las raíces de los democratacristianos”, indicó.

Kalousek adelantó que creará un nuevo partido de centro derecha, TOP 09. El ex jefe del democristiano Partido Popular puede contar con el apoyo de algunos compañeros suyos que confirmaron ampliar las filas de la nueva agrupación, como la ex ministra de Defensa, Vlasta Parkanová.

Cyril Svoboda, foto: ČTK
Pero la nueva formación atrae también a militantes de otros partidos. Por ejemplo, František Laudát, diputado por el Partido Cívico Democrático, ha confirmado que se afiliará al TOP 09. Además, se especula que el senador por el Partido de los Verdes y ex ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, apoye a la nueva formación.

Por su parte, el líder del democristiano Partido Popular, Cyril Svoboda, resaltó que la retirada de los veteranos es una gran posibilidad para rejuvenecer esa agrupación política.

“El hecho de que se retiren varios veteranos es una gran posibilidad para los jóvenes, porque aquéllos que están cansados y no quieren trabajar para nuestro partido, no quieren ser nuestros diputados y senadores ni representar nuestro programa electoral cederán paso a los que van a querer hacerlo”, subrayó Svoboda.

El nuevo repartimiento de fuerzas en el escenario político del país lo pondrán a prueba las elecciones parlamentarias anticipadas que se efectuarán en la República Checa en octubre.