Escándalo de corrupción pone en peligro el futuro del Gobierno

Foto: ČTK

La crisis del Partido Asuntos Públicos (VV) amenaza el futuro del Gobierno de coalición. El primer ministro Petr Nečas se encuentra entre la espada y la pared ya que la eventual pérdida de uno de los miembros de la coalición significa el desplome del Ejecutivo.

Radek John y Vít Bárta, foto: ČTK
Desde la llegada al poder hace 10 meses atrás, el primer ministro Petr Nečas se ha dedicado a capear temporales en la coalición de Gobierno.

El Partido Asuntos Públicos (VV), el menor de la alianza oficialista, irrumpió en la escena política nacional con una fuerte retórica anticorrupción. No obstante, su perfil político no era el mejor, su fundador y mecenas, Vít Bárta, llegó de una agencia de seguridad con un pasado bastante ambiguo, pero tras las elecciones postuló como un buen socio para la formación de un nuevo gobierno de derecha.

Los escándalos alrededor del Gobierno o de sus miembros por separado empezaron pronto a llenar las páginas de la prensa. El semanario Respekt y el diario Mladá Fronta Dnes denunciaron las prácticas mafiosas y corruptas de Asuntos Públicos, y ahora su líder Radek John amenaza con tumbar al Gobierno si no se cumplen sus nuevas exigencias.

“No vamos a respaldar a un Gobierno que hace diferencias a la hora de evaluar a sus ministros. Es por esa razón que no podemos descartar un eventual apoyo a los que promuevan una moción de censura contra el Gobierno”, sostuvo John.

Miroslav Kalousek y Petr Nečas, foto: ČTK
El líder de Asuntos públicos está dispuesto a aceptar la destitución de tres ministros de su partido siempre y cuando se haga lo mismo con tres ministros de cada una de las otras dos formaciones de la coalición, del Partido Cívico Democrático y de TOP 09.

Petr Nečas, líder de los civico-demócratas y Karel Schwarzenberg de TOP 09 rechazan semejante exigencia, lo que desatará ásperos debates en la coalición.

Fue hasta ahora que, tras destaparse el escándalo, Nečas aceptó por un lado la renuncia del ministro de Transportes, Vít Bárta, sospechoso de sobornar a sus compañeros de partido y por otro comunicó que destituía a los ministros del Interior, Radek John y de Educación, Josef Dobeš por sus vínculos con la agencia de seguridad ABL.

La tan esperada actuación de Nečas puede que haya llegado tarde. La oposición sostiene que la única solución es la convocatoria de elecciones anticipadas y sugiere al Gobierno que pida un voto de confianza, como adelantara el líder socialdemócrata, Bohuslav Sobotka.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTK
“En caso de que el primer ministro no pida un voto de confianza al Parlamento, la socialdemocracia impulsará una moción de censura contra el Ejecutivo”, indicó el líder opositor.

Lo ocurrido complica mucho el futuro del Gobierno de Nečas, porque sin Asuntos Públicos pierde la mayoría en la Cámara de diputados, al tiempo que el presidente de la República, Václav Klaus, anunció que no aceptará un Ejecutivo respaldado por legisladores tránsfugas como sucedió durante la administración de Mirek Topolánek.

La situación surgida representa un duro golpe para el Gobierno con una serie de reformas sobre la mesa, al tiempo que el prestigio de las formaciones de la coalición ha caído por lo suelos y eso repercutirá en los próximos comicios ya sean anticipados u ordinarios.