Político acusado de corrupción rechaza dejar escaño parlamentario

Vít Bárta, foto: ČTK

Con una pena condicional de 18 meses por corrupción sobre sus espaldas, el ex ministro de Transportes Vít Bárta anunció que no dejará su escaño parlamentario. El político abandonó temporalmente las filas de su partido, Asuntos Públicos (VV), y renunció a la presidencia de la bancada parlamentaria, pero informó que permanecerá en la contienda política.

Vít Bárta, foto: ČTK
Vít Bárta, un abogado de 38 años de edad, ex propietario de una agencia de detectives privados, llegó a la política checa sin ningún tipo de experiencia. De la noche a la mañana su formación política, Asuntos Públicos (VV) recibió una dosis de poder y Bárta se despertó convertido en ministro, diputado y líder de la facción parlamentaria de su agrupación.

En declaraciones a la Televisión Checa, Bárta anunció que mantendrá su escaño en la Cámara Baja y que se presentará a las próximas elecciones regionales planeadas para el otoño.

“Voy a contraatacar con el fin de mejorar la cultura política del país y me presentaré como candidato a gobernador por la región de Pilsen en las próximas elecciones”, acentuó Bárta.

Foto: El Gobierno de la República Checa
Los políticos del oficialismo y de la oposición consideran que Vít Bárta debe abandonar el Parlamento y la política. Durante las elecciones generales su partido ondeó la bandera de la lucha contra la corrupción, pero el propio Bárta y un ex diputado del mismo partido, Jaroslav Škárka, fueron condenados por corrupción.

Para el líder del opositor Partido Socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, la permanencia de Vít Bárta en el Parlamento y en la contienda política afectaría aún más la cuestionada cultura política del país.

Tras las elecciones generales el Partido Cívico Democrático, del primer ministro Petr Nečas y TOP 09, del ministro de Relaciones Exteriores Karel Schwarzenberg, firmaron una alianza con Asuntos Públicos para poder formar gobierno.

Petr Nečas, foto: ČTK
Las crisis a tres bandas han estado a la orden del día en los dos años que lleva el Gobierno de Petr Nečas. El partido Asuntos Públicos puso en más de una ocasión al Ejecutivo contra las cuerdas abusando de su papel de fiel de la balanza.

En la crisis más reciente Asuntos Públicos amenazó con retirar a sus ministros en caso de que el primer ministro no complaciera sus exigencias.

Por vez primera en dos años de Gobierno conjunto, el jefe del Ejecutivo, Petr Nečas, golpeó la mesa, no se dejó chantajear y amenazó con convocar elecciones anticipadas. Con el fin de no perder su cuota de poder, Asuntos Públicos retrocedió.

Tras la condena de Bárta, el Gobierno y Asuntos Públicos buscan cómo mejorar su imagen de cara a las elecciones regionales del otoño en momentos en los que la política de recortes y los escándalos de corrupción sacuden los cimientos del oficialismo.