En el mercado checo han aparecido diamantes falsos

r_2100x1400_radio_praha.png

En el mercado checo han aparecido últimamente imitaciones de diamantes tan perfectas que de las gemas auténticas no logran distinguirlas ni siquiera los joyeros experimentados.

El comprador puede ser fácilmente estafado:el valor de un diamante falso es diez veces más bajo que el de una piedra auténtica. El presidente de la Sociedad Gemológica Checa, Michal Koselja, ha informado en una rueda de prensa que el precio de un diamante auténtico de 5 milímetros alcanza las 50 mil coronas, equivalentes a unos 1300 dólares. Entretanto, el valor de una piedra falsa es de 5 mil coronas, o sea unos 130 dólares.

Los diamantes falsos se obtienen a partir del siliciuro de carbono, denominado moissannita.Este material utilizado en la industria electrotécnica, tenía originalmente un matiz amarillo, pero desde 1998 existen tecnologías que hacen posible fabricar moissannitas diáfanas que casi no se pueden distinguir de los diamantes auténticos.

Tan sólo dos países disponen de la tecnología para la fabricación de moissannitas- Estados Unidos y Rusia. Todo indica que las gemas falsas que se venden en Chequia son importadas ilegalmente de Rusia.

Michal Koselja de la Sociedad Gemológica Checa ha explicado que debido al uso primario de la moissannita en la industria electrónica, en las joyas se engastan prácticamente los desechos.

La situación se complica por el hecho de que en la República Checa no existe una oficina estatal, encargada de supervisar la calidad de las gemas importadas y a la cual el cliente pueda dirigirse en caso de tener dudas sobre la autenticidad de un diamante.

El presidente del Gremio de Joyeros, Jirí Králík, matizó que sus colegas registraron seis casos de ventas de joyas con gemas falsas. Los clientes estafados perdieron centenares de miles de coronas.