En el aire fecha de elecciones anticipadas

No hay fecha para las elecciones anticipadas en la República Checa. Tras la decisión del Tribunal Constitucional de postergarlas, los políticos han empezado una carrera contrarreloj para enmendar cuanto antes la Carta Magna y convocar a los ciudadanos a las urnas.

El Tribunal Constitucional se ha convertido en el malo de la película. Los políticos habían arrancado la campaña electoral para los comicios generales anticipados y como ducha de agua fría cayó la noticia de que se aplazaban hasta nuevo aviso.

El presidente de la República, Václav Klaus, el primer ministro, Jan Fischer y los presidentes de las Cámaras del Parlamento publicaron una declaración en la que critican al Tribunal Constitucional y hacen énfasis en el hecho de que los jueces actúan en contra de los intereses públicos.

“Es de interés público que las elecciones anticipadas se celebren cuanto antes. Nuestro país necesita un Gobierno fuerte, con un mandato político claro para dirigir los destinos del país y dar solución a los problemas que afectan a milones de ciudadanos”, subrayó el presidente Klaus.

Primer ministro Jan Fischer, presidente de la Cámara de diputados Miloslav Vlček, presidente de la República Václav Klaus y presidente del Senado Přemysl Sobotka, foto: ČTK
Los líderes de los principales partidos políticos acordaron crear una comisión de expertos para proponer, cuanto antes, la enmienda de la Constitución de la República y acelerar así la celebración de los comicios anticipados.

La moción de censura aprobada por el Parlamento, en la primavera de este año, provocó la caída del Gobierno de Mirek Topolánek. Su lugar lo tomó un Gabinete tecnócrata con vida hasta las elecciones anticipadas. Los comicios fueron convocados por decreto presidencial para los días 9 y 10 de octubre, lo que conlleva a la disolución de la Cámara de diputados.

No obstante, la Carta Magna de la República Checa, estipula que la Cámara de diputados se puede disolver únicamente después de tres fallidos intentos para la formación de un nuevo Gobierno.

Y en este artículo de la Constitución se amparó el diputado independiente Miloš Melčák para presentar un recurso y exigir su derecho a permanecer en la Cámara de diputados hasta el fin del periodo regular de funciones.

El abogado Jan Kalvoda, antiguo ministro de Justicia, hoy fiel aliado del diputado Melčák aseguró que los líderes políticos tratan de reformar la Constitución de acuerdo a sus necesidades de cara a la contienda electoral que se avecina.

Mientras el Tribunal Constitucional no falle, y los políticos no consigan enmendar la Carta Magna, la convocatoria a las urnas permanecerá en el aire.