Embajador criticó a los ministros y fue destituido

r_2100x1400_radio_praha.png

Uno de los más renombrados diplomáticos checos, Petr Pribík, fue destituido en julio de su cargo de embajador en Pakistán y Afganistán sin serle indicados los motivos. Según el diplomático, la rapidez con la que se efectuó el cese de sus funciones no corresponde al procedimiento estándar. Además, se enteró de su destitución el pasado viernes por casualidad durante sus vacaciones en Praga.

El Gabinete destituye a una persona sobre la que el influyente senador estadounidense, Jess Helms, declaró hace poco que había ayudado a la ampliación de la OTAN más que todo el Gobierno checo.

Petr Pribik, quien ejerce de embajador en Afganistán y Pakistán desde hace dos años y medio, opina que su destitución está relacionada con sus críticas dirigidas contra los ministros Jan Kavan y Jaroslav Tvrdík.

A principios de junio, el entonces ministro de RR. EE., Jan Kavan, y el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, cancelaron, dos días antes de partir, su visita oficial a Afganistán. Pribik calificó el comportamiento de los ministros de no profesional y de perjudicial para la imagen de la República Checa.

Petr Pribík dedicó varios meses a los preparativos de la visita oficial, concertando entrevistas con altos representantes de Afganistán incluyendo al rey Zahir Shah. Ello significó para él viajar por cuenta propia en su automóvil privado desde la capital pakistaní hacia Kabul. Dado que en la capital afgana no funcionan los hoteles, el embajador, de 65 años, viajó provisto de un saco de dormir.

Pribik, quien trabajó durante el régimen comunista como redactor de Radio Europa Libre en Munich, viene reuniendo sus méritos diplomáticos desde su actuación en Cuba. En la isla ejerció de encargado de negocios. Cuando debía ser ascendido al cargo de embajador, Cuba no dio su consentimiento. A Castro le daban mala espina los contactos de Pribik con los disidentes cubanos. El Ministerio de RR. EE. de Cuba inculpó a Petr Pribik de utilizar la misión diplomática para "atacar a la revolución cubana".