El presidente del Parlamento Europeo insta a la RCh a ratificar el Tratado de Lisboa

Hans-Gert Pöttering y Mirek Topolánek (Foto: CTK)

Durante la visita de la Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo a Praga, su presidente, Hans-Gert Pöttering, instó a la República Checa a ratificar cuanto antes el Tratado de Lisboa. Durante su reunión con el primer ministro checo, Mirek Topolánek, los dirigentes trataron las prioridades checas de la Unión Europea, poniendo énfasis en las cuestiones económicas.

Hans-Gert Pöttering y Mirek Topolánek (Foto: CTK)
Se trata del primer acto oficial de la presidencia checa de la Unión Europea, y de hecho los representantes del Parlamento Europeo se entrevistaron con Topolánek ya en calidad de presidente del Consejo de Europa. Uno de los principales temas de la reunión fue el Tratado de Lisboa. El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, consideró crucial su aprobación.

“El éxito de la presidencia checa depende sobre todo de si el país ratifica el Tratado de Lisboa. Y nosotros, el Parlamento Europeo, esperamos que el documento sea aprobado en 2009. La próxima presidencia de la Unión Europea tiene la importante responsabilidad de hacer realidad el Tratado, y eso pasa necesariamente por su ratificación”, indicó.

Actualmente el Tratado se encuentra en fase de aprobación por la Cámara Baja y la semana que viene se iniciarán los primeros debates. En la República Checa se oponen al acuerdo los comunistas y el sector del Partido Cívico Democrático más afín al presidente de la República, Václav Klaus.

Václav Klaus y Hans-Gert Pöttering (Foto: CTK)
En cuanto a las prioridades de la presidencia checa de la Unión Europea, Pöttering destacó el desafío que supone el polémico paquete climático-energético, que regulará la emisión de gases de efecto invernadero. Asimismo, Pöttering hizo hincapié en las medidas económicas que se habrán de adoptar para combatir la crisis financiera internacional.

“Un tema que será de gran prioridad durante la presidencia checa es conseguir una mayor transparencia y control del sistema bancario y financiero internacional. Y nosotros en la Unión Europea tenemos para eso nuestro propio modelo, descrito en el Tratado de Lisboa, la llamada economía social de mercado”, explicó Pöttering.

A este respecto, Topolánek aclaró que la República Checa se limitará a ejecutar lo mejor posible lo decidido por los órganos de gobierno de la Unión Europea.

“No tenemos ninguna solución específica. Serán el Parlamento y el Consejo europeos los que decidan qué instrumentos se utilizarán para abordar la crisis. No es una discusión fácil, pero en algunos campos como las agencias de rating se llegará a alguna conclusión, y el debate tendrá lugar durante nuestros seis meses de presidencia”, señaló Topolánek.

Durante la visita se confirmó la presencia de Topolánek y Klaus en el Parlamento Europeo el próximo 14 de enero. Se espera que el discurso de Klaus sea especialmente polémico debido a su postura contraria a la Unión Europea, de la que hace bandera política.