El presidente checo: Reconciliémonos con nuestro pasado comunista

Президент Вацлав Клаус и многоборец Роман Шебрле (Фото: ЧТК)

Veintiuna personas fueron condecoradas este jueves por el presidente checo, Václav Klaus, con motivo del 86 aniversario de la fundación de Checoslovaquia. En la ceremonia solemne, efectuada en el Castillo de Praga, Klaus exhortó a los checos a la reconciliación con su pasado comunista.

El presidente está otorgando la condecoracion estatal a Roman Sebrle, foto: CTK
Hace 15 años, el régimen comunista fue derribado en Checoslovaquia, no obstante, según indicó el presidente, varios ciudadanos aún no se han reconciliado del todo con aquella época. Václav Klaus apreció a las personas que se opusieron abiertamente a la dictadura, destacando, sin embargo, que sin una reconciliación profunda con el pasado, será difícil enfrentarse hoy día a los retos actuales y futuros.

"Los que se opusieron al régimen comunista, a costa de enormes víctimas personales, hoy día gozan de un respeto merecido, y precisamente ellos son muy sensibles a que se desestimen y exculpen los acontecimientos que durante casi medio siglo pasaban en nuestro país", afirmó el presidente, insistiendo, por otro lado, que en la actualidad ya debería hacerse borrón y cuenta nueva en cuanto al pasado.

El presidente otorgó 21 condecoraciones estatales a militares, científicos y artistas: La mayor condecoración estatal, la Orden del León Blanco, la recibieron dos luchadores contra el régimen nazi, los generales Frantisek Fajtl y Rudolf Severin Krzák in memoriam. El soldado Arnost Kubík, que pasó 20 años en las prisiones comunistas, fue galardonado, entre otros, con la Orden de Tomas Garrigue Masaryk, y la Medalla por los Méritos fue otorgada, por ejemplo, a la actriz Jana Brejchová y al campeón olímpico, el decatlonista, Roman Sebrle.