El Pilsen sigue sufriendo

Viktoria Pilsen - Maccabi Tel Aviv (Foto: ČTK)
0:00
/
0:00

El Viktoria Pilsen entró con el pie izquierdo en la nueva temporada. El campeón checo quedó eliminado de la fase previa de la Champions League y sigue perdiendo puntos en la liga nacional: tras haber caído por la mínima ante el Dukla, este domingo no salió del empate a dos frente al Slovácko.

El Viktoria Pilsen quedó eliminado de la fase previa de la Champions por el Maccabi Tel Aviv. (Foto: ČTK)
Una victoria, un empate y una derrota en las primeras tres jornadas de la liga checa posicionan al Pilsen en la séptima plaza de la clasificación. Los cerveceros seguramente esperaban un comienzo mucho mejor en su camino hacia la revalidación del título liguero.

Después de caer en la cancha del Dukla de Praga, el Viktoria no pudo imponerse en casa ni siquiera frente a un mediocre Slovácko, con el que empató a dos.

Nada más comenzar la nueva temporada, los rojiazules están pagando caro su falta de contundencia, según indicó el centrocampista Jan Kopic.

Bořek Dočkal (a la derecha) marcó un doblete frente al Zlín. (Foto: ČTK)
“Nos esforzamos al cien por ciento. Pero en el área grande nos vemos convulsivos. Nos falta la ligereza, un centro o un pase final para rematar de una vez. Si ya llegamos a crearnos una ocasión, no marcamos. Al tomar en cuenta los dos últimos duelos, contra el Dukla y el Slovácko, de las diez ocasiones claras anotamos solo dos goles”, lamentó.

Después de tener que tragarse una píldora amarga al quedar eliminado de la fase previa de la Liga de Campeones, el Pilsen no da pie con bola ni siquiera en la primera división checa.

Este domingo, el Pilsen abrió el marcador con un gol de Hořava, pero el Slovácko remontó con los tantos de Došek y Daníček. El campeón respiró con mucho alivio cuando Ďuriš le salvó por lo menos un punto a un cuarto de hora para el pitido final.

El Sparta encuentra el ritmo adecuado

El Baník de Ostrava empató a dos contra el Mladá Boleslav. (Foto: ČTK)
Mientras que los rojiazules están abatidos, el rendimiento de su mayor rival en la lucha por el título, el Sparta de Praga, tiene una tendencia ascendente.

Los rojos resbalaron en la primera jornada, eso sí, tras empatar a cero en Jihlava. Pero hace una semana remontaron en los últimos diez minutos del partido frente al Baník de Ostrava para hacerse con la victoria de 3-1. Y este domingo ya superaron en casa con autoridad al Zlín por 3-0 cortando la racha victoriosa del novato que había triunfado en las dos jornadas anteriores y hasta el domingo disfrutó de la posición de líder de la clasificación.

A pesar de haber puntuado en el partido contra el Mladá Boleslav, el Baník sigue siendo colista de la clasificación. (Foto: ČTK)
Aun así, Bořek Dočkal, que materializó dos penales en el primer tiempo del encuentro, indicó que el subcampeón sigue teniendo espacio para la mejora.

“Estoy satisfecho con el rendimiento, pero por supuesto siempre hay lugar para mejorar. No hemos rendido de manera óptima. Por ejemplo, me da pena que no hayamos aprovechado más ocasiones para marcar. En el segundo tiempo pudimos anotar el cuarto y quinto gol tranquilamente. Pero estoy satisfecho y tengo que alabar al Zlín por un rendimiento simpático. Me gustó su actitud, o sea que trató de jugar de manera ofensiva”, señaló el centrocampista.

En la cuarta jornada de la Liga Synot, el Sparta se enfrentará este viernes, a domicilio, al Mladá Boleslav, mientras que el Pilsen viajará a la ciudad balneario de Teplice.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio