El papel de Estados Unidos en el nacimiento de Checoslovaquia

r_2100x1400_radio_praha.png

El presidente estadounidense Woodrow Wilson y los compatriotas checos y eslovacos asentados en EE.UU. tuvieron un gran mérito en el nacimiento de Checoslovaquia. Por qué se dice que Checoslovaquia de hecho nació en Estados Unidos es lo que les daremos a conocer en la continuación de nuestro programa especial, emitido con motivo del festejo de conmemoración del Estado Checoslovaco.

El empeño de los compatriotas en EE.UU

28 de octubre, 1918, Praga
El líder de la resistencia checoslovaca, Tomáš Garrigue Masaryk, era consciente de que el cultivo de buenas relaciones con representantes de los compatriotas checos y eslovacos asentados en Estados Unidos podría contribuir significativamente a la formación de un Estado independiente.

El historiador František Hanzlík realzó en la Televisión Checa que los paisanos asentados 'al otro lado del charco' desempeñaron en el proceso de independización un papel clave.

“Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, nació el Comité Checo-Estadounidense para la Autonomía de Chequia. En aquel entonces aún no se hablaba de un Estado independiente, sino solamente de un nivel de autonomía para las Tierras Checas dentro del Imperio Austrohúngaro. Los checos y los elovacos asentados en Chicago y Nueva York concretaron un programa para el proceso de independencia de ambas naciones. Como líder nominaron a Tomáš Garrigue Masaryk. En Chicago se celebraron masivas manifestaciones de miles de personas en apoyo al pueblo checo”.

František Hanzlík, foto: Martina Bílá

Los compatriotas se empeñaron en ejercer presión sobre las asambleas legislativas de Estados Unidos, contactando a los ciudadanos de origen checo o eslovaco que desempeñaban importantes funciones en el aparato administrativo en Estados Unidos. A todos les pidieron que actuaran a favor de la independencia de ambas naciones, explica František Hanzlík.

“Es memorable el discurso que dio en febrero de 1916 en el Congreso de Estados Unidos Karel Pergler, un reconocido abogado asentado en Chicago. Tuvo una gran importancia, ya que antes el Gobierno y las asambleas legislativas estadounidenses no śabían mucho sobre la situación de los checos y los eslovacos. Su discurso ayudó a ganar su apoyo”.

Wilson se preocupaba por los checos ya antes de la contienda

El presidente de EE.UU, Woodrow Wilson, se mostraba interesado en los problemas políticos del Viejo Contintente mucho antes de convertirse en mandatario y del estallido de la contienda mundial.

En su ensayo 'El Estado' (The State), escrito en 1889, expresó su compasión con el pueblo checo sometido al poder germánico.

Estados Unidos permaneció fiel a su política de aislamiento respecto a la Primera Guerra Mundial hasta 1917, cuando Alemania declaró la guerra submarina en el Atlántico.

Otro impulso para que Woodrow Wilson interviniera en los asuntos de las potencias europeas fue el telegrama que el ministro de RR.EE alemán, Arthur Zimmermann, envió al embajador en México, Heinrich von Eckardt, para que convenciera al presidente mexicano, Venustiano Carranza, para que su país entrara en la guerra de lado de Alemania y el Imperio Austrohúngaro.

A cambio le prometió la recuperación de los territorios anexionados a EE.UU en el siglo XIX.

El 6 de abril de 1917, el mandatario estadounidense declaró la guerra a Alemania para garantizar la democracia en el mundo. A los frentes europeos envió a más de dos millones de soldados.

Wilson insistió en que la contienda favorecía la autodeterminación de los pueblos europeos. Tomáš Garrigue Masaryk aprovechó la oportunidad para presentar al presidente estadounidense la idea de un Estado Checoslovaco. Durante su viaje al otro lado del charco, Masaryk envió a Wilson un memorando en el que le informaba sobre las hazañas de las legiones checoslovacas en Rusia. Este hecho contribuyó significativamente al apoyo del presidente estadounidense.

Woodrow Wilson
El 8 de enero de 1918 Wilson presentó en la Asamblea del Congreso de Estados Unidos el documento Catorce Puntos, una serie de propuestas que podrían establecer la paz en el Viejo Continente.

El décimo punto se basó en otorgar la autonomía a los pueblos dentro del Imperio Austrohúngaro.

El 27 de octubre, el ministro austrohúngaro Gyula Andrássy envió al presidente estadounidense su respuesta a los Catorce Puntos, en la que aceptaba las condiciones respecto a la autonomía.

La publicación del texto en los rotativos al día siguiente llevó a la declaración de la Checoslovaquia independiente, proclamada el 28 de octubre.

Estación de Trenes Principal de Praga recuerda el mérito de Wilson

Escultura de Woodrow Wilson frente a la Estación Principal de Trenes de Praga, foto: Kristýna Maková
El mérito del presidente estadounidense en el proceso de independencia de Checoslovaquia aún lo recuerda el nombre de la Estación Principal de Trenes de Praga, Estación de Wilson.

Frente a la terminal fue alzada una escultura del mandatario estadounidense, pero en 1941 fue derrumbada por los nazis.

En 2011, el monumento volvió a ser recuperado gracias a la iniciativa de la Asociación de Amigos de EE.UU de la República Checa.